Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

6/5/11

CAPEANDO EL TEMPORAL










Firmes como las rocas hay que aguantar,

los embates de la mar.

Ni el viento, ni las olas, ni las resacas,

nos pueden derrotar.

34 comentarios:

  1. Fuerte hay que ser para aguantar firme esta resaca.

    Besucos

    ResponderEliminar
  2. Las resacas ya sean de temporales o por haberse pasodo en una agradable fiesta,es dificil aguantar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Da gusto pisar tierra cuando cuando el mar se cabrea.

    ResponderEliminar
  4. La primera foto parece la inundación de una gran ciudad, como si las rocas fueran las aruinas de los rascacielos :)

    Un abrazo grande, Tejón

    ResponderEliminar
  5. Preciosas imágenes Jesús. Una de las posibilidades para disfrutar la belleza: contemplar el mar Cantabrico.

    Crecer y madurar es eso no?.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  6. Espectaculares, me encanta la mar, su fuerza y esos días con el mar picado son espectaculares. Preciosas fotos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Ostras, pedrín, dónde estan estos rompeolas??

    ResponderEliminar
  8. Siento disentir, pero las rocas, ante la fuerza del mar, acaban sucumbiendo, es un proceso lento pero a la larga inexorable.
    Muy buenas fotos, sobre todo para mí que no tengo cerca el mar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Pero que lugares tan espectaculares, que maravilla!!!!

    Un saludo Tejón :)

    ResponderEliminar
  10. Fuertes como nuestro paisano "Seve", para hacer frente como él a lo que la vida nos depara.
    Un abrazo,Anjanuca.

    ResponderEliminar
  11. Cuando notas como se marcha el arena debajo de los pies y si te duele mucho la cabeza al despertar, malo, amigo José.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El mar cabreado mejor verlo desde la orilla,Logio.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta la observación que haces, Alma, parecen las ruinas de una pelicula catastrofica los acantilados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Cris, has captado muy bien la intención de la entrada y mi estado animico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Carlos, me alegra ver tú huella por la cueva.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Amado, en Muros no es,jejeje. Esta zona conocida como Costa Quebrada,forma parte del litoral de Cantabria y es verdaderamente singular y espectacular, tanto por sus acantilados como por sus calas y grandes arenales como los del Parque Natural de las Dunas de Liencres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. En el fondo estás acertado Valverde, pero mientras queden fuerzas hay que resistir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Muerte roja, gracias por pasarte y comentar.Costa Quebrada no deja indiferente a quién la conoce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hay que resistir y no dejarse desanimar. La tempestad pasará y llegará la calma y se nos olvidarán parte de las penas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. La fuerza de la mar es inconmesurable pueden deshacer una roca y llenarte de arena un recodo de la costa

    ResponderEliminar
  21. Estoy de acuerdo contigo, no podemos permitir que los embates de la vida puedan con nosotros, sino estamos perdidos.
    Tus imagenes preciosas..me gusta el mar y es una maravilla verlo así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Los altibajos de la vida,Lito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. En un recodo y hasta en los bolsillos como canta Manolo García.
    Saludos,Brava.

    ResponderEliminar
  24. Gracias,maluferre, compartimos gustos y mar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Nada permanece, Tejón, ni la resaca, ni el temporal, ni siquiera las rocas... es cuestión de asumir el momento y dejar que los ciclos cambien
    Un abrazo amigo. Maravillosas fotos

    ResponderEliminar
  26. !Quien fuera roca para poder sobrevivir en momentos de confusión a las olas endiabladas de los mares de crisis e hipotecas!

    ResponderEliminar
  27. Pedazos de farallones,muy buenas fotos.Parece la letra de una cancion revolucionaria.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  28. Preciosa entrada con esas imágenes del Cantábrico embravecido, las fotos son fantásticas.
    Gracias por recordar al gran Seve, se nos fue uno de los grandes aunque siempre permanecerá en nuestra memoria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Esperaremos tiempos mejores,Isabel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. La voluntad de los hombres debiera ser suficiente para vencer sobre los miedos y las injusticias.
    Saludos,Juan.

    ResponderEliminar
  31. Estuviste muy cerca de esos farallones,Jose.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Será grande siempre, Seve, una leyenda viva que nos dejó una gran huella.
    Un abrazo, Carmen y Alfonso y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  33. Mira que es atractiva esa playa eh Tejon? tengo una muy similar a la primera que ya la subire mas adelante, un fuerte abrazo desde Reinosa compa.

    ResponderEliminar
  34. Es una playa para volver,seva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar