Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

19/7/10

SUBIDA AL ESPIGÜETE - 1ª PARTE

Me parece mentira pero estoy en la cima del Espigüete, monte emblemático de la montaña palentina.
Me apunté a la ruta hace más de diez días, y desde entonces he estado dudando si empezar esta aventura.
Pocos son los que me animan ha hacerlo y por si no tengo ya bastantes dudas mi amigo Manuel me deja ayer un mensaje en Facebook donde me dice: "Jesús, vuelve entero que hay mucha gente que te necesita".
He pasado la noche nervioso y apenas he dormido, no se porque este monte me tiene atrapado y pueden más las ganas de sentirme libre en su cima, que todos los miedos y no lo pienso más.
Me levanto a las siete de la mañana; hay que preparar las viandas, cambiar los cordones a las botas y salir en busca del autobús que nos llevara a la localidad palentina de Cardaño de Arriba.
Cuando llegamos son las diez de la mañana y hace un día esplendido, corre un poco de aire y lo vamos a agradecer toda la subida.

Apenas nos hemos bajado del autobús y sin más rodeos comienza la subida, es duro lo que tenemos por delante pues en tan solo unos cinco kilómetros hemos de subir más de 1200 metros de desnivel.



Las vistas son un regalo para los ojos, al fondo del valle se adivina el pueblo y las montañas que lo rodean, Las agujas de Cardaño, Peña Prieta y el Pico Tres Provincias, llamado así porque es el punto donde se unen Palencia, León y Cantabria, (antiguamente, Santander)
Hay un intento especulativo de construir en la zona una estación de esquí que produciría un fuerte impacto ambiental y son numerosas las asociaciones y grupos ecologistas que se oponen a tamaño despropósito.

Espectacularmente bella es la vista del Curavacas, este también está en la lista y pendiente de una próxima salida.

Seguimos el ascenso pasando por puntos de bastante dificultad, en alguno hay que hacerlo a cuatro patas y en otros hay que tirar los bastones para pasar agarrándose a las piedras, hay quien apoya sin querer las narices en la piedra y yo me llevo de recuerdo una buena raspadura en la rodilla.

Esta foto parece aérea, más vale no mirar para los lados, y eso que es bien bonito el pantano de Camporredondo que se ve abajo.





No ha sido fácil llegar hasta aquí pero estaréis de acuerdo en que ha merecido la pena, vemos todos los macizos de Los Picos de Europa, el pantano de Riaño, el Puerto de San Glorio, el Coriscao, el Pico Murcia, la llanura palentina, los montes de León....



Nos cuesta creer a los guias cuando nos dicen que por aquí es por donde tenemos que bajar...





....pero bajamos pues arriba no hay hospedajes.



Mirar para arriba una vez abajo casi que descansa, el Espigüete es más bonito todavía pero yo no pienso volver.

20 comentarios:

  1. Verdaderamente macho hay que tener cojones para bajar,porque es lo complicado no el subir,yo que soy de montaña y he pateado mucho la montaña,paso olimpicamente de jugarme el pellejo bajando por esos pedregales,aunque para gustos hay colores.
    Los paisages impresionantes y las fotos de lujo.Pero los riesgos.....ya no somos jovenes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Las manos me sudaban de ver todo el recorrido tejon y un ligero vértigo se ha apoderado de mi al ver algunas fotos y mira que no me he perdido ningún reportaje del tal "Jesús Callejas" que son de muerte y deberia estar acostumbrada a ver estas cosas, creo que lo he vuelto a ver hoy, aquí, el mismo pero el tejon,

    Enhorabuena por tener un par de...ejemmm !!eres un campeón!!
    y veo que esto sigue..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Uffffffffffff, uffffffffffff, ufffffffffff, ¡Bravo! Ahora voy a disfrutar de las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Vertigo me da solo de pensar por donde teniais que bajar, pero seguro que fue una experiencia inolvidable,
    bonitas fotos Tejon.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Menudo esfuerzo... ¡magnífico!

    ResponderEliminar
  6. Menudo desnivel y recorrido.
    Que envidia sana me das!!!!
    Por cierto, el día 3 queremos subir al Curavacas y después iremos para Picos de Europa.
    Nos vemos pronto.
    Un abrazo, campeón.

    ResponderEliminar
  7. Preciosas fotos e impresionante ruta, Tejón!!! Yo aún no he subido pero me han dicho que es muy muy recomendable. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  8. Me uno a nuestra estimada periodista ``en felicitarte por ese fabuloso trabajo´´ la cual puede sentir un pelin de envidia sana de no haber sido ella la gran fotógrafa de esa magnifica ascensión.

    Ya entiendo lo que se disfruta cuando has llegada a la cima,sudando jadeando pero con una sin igual y desafiante mirada poder decirle te he vencido

    Un aplauso ¡¡¡Bravo!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Enhorabuena, tejón!
    Éste ya está en la talega, ahora a por el siguiente.
    Precioso reportaje, por cierto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. QUERIDO TEJON, LO QUE MAS ME GUSTO DE TODO EL RECORRIDO, FUE ESA TOSTADA, PELUDA Y RASPADA RODILLA, JAJAJA
    EL TREKING ERA UNO DE MIS DEPORTES HASTA EL AÑO DOS MIL OCHO, AQUI TENEMOS LAS SIERRAS LOS GIGANTES, DE DOS MIL METROS, LOS PAISAJES SON MUY SIMILARES, BELLISIMOS.
    CARIÑOS ESTIMADO AMIGO

    ResponderEliminar
  11. Me he cansado solo de oirte y ver las fotos. Toda una hazaña, de esas que se cuenta a los nietos al calor del hogar...
    Y en verano además, que aunque no sea el sur, seguro que el sol apretaba para abajo. Aunque ahora que lo pienso, en invierno estará nevado...
    En fin, gran valor le has echado Tejón, date un gran abrazote, ponte seis medallas y recuerda a los amigos que te quieren..., son muchos los que te necesitan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. y luego una buena caña en Cardaño de Arriba.
    saludos

    ResponderEliminar
  13. Estas jodido del tarro, Tejón. Ve, rápido, que te vea un psicólogo.

    ResponderEliminar
  14. Toda una aventura el mítico Espigüete!!!.... Mucho mérito, Tejón, no sabía yo que era tan complicado (trepadas,destrepadas, canchales, de todo un poco)... Ahora a descansar en la playita, que te lo has "ganao".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantao...si quieres que te diga la verdad...esta fantástica aventura tocando el cielo ¡¡¡que maravilla!! hace unos pocos días un amigo me cuenta que se ha encaramado al Cerro La Campana a 2.000 mts s.n.m, en invierno en este Chile y con nieve...muy frío, pero con esa misma libertud tuya que supera todos los miedos.
    Algún día subí a ese cerro "la Campana" en el cordón montañoso de la Cordillera de La Costa...pero nunca hice sima...me hubiese muerto
    Un abrazo...sigue pateándo los cerros !!!

    ResponderEliminar
  16. A ver si ver la segunda parte no me cuesta tanto :)
    ...
    Espléndidas fotos y preciosa entrada. Besos, Tejón

    ResponderEliminar
  17. Una vez más me alegro de compartir con todos vosotros estas fotos y vivencias y lo seguiré haciendo aunque tenga que dar un poco la razón a José Manuel en que ya no tenemos años, pero los había mayores que yo, por eso pienso Arena que no tiene tanto merito hacer una subida como esta.

    Fermín y Luisa María ya me estan animando para que haga la siguiente.

    Logio con su maquina hubiera sacado mejores fotos.

    José Antonio ya me ha marcado el proximo objetivo.

    Carzum tienes que subir a esa montaña que casi da sombra a tus cigüeñas.

    José,con el agua de la playa en la cintura se combate el calor mejor que en la montaña y no se suda.

    Se me olvidó subir un poco de vino Xibeliuss.

    A la abuela me gustaría llevarla con el botiquin, las vendas y el mercuro cromo para restañar las rodillas.

    Transi, creo que se me dará bien contar batallitas a los nietos si algún día llegan.

    Planeta invisible parece adivino porque la cerveza cayó en Cardaño, fresquita y con un poco de limón.

    Mi madre no sabe donde he ido, si se entera loco seguro que me llama.

    La playa cuando salga el sol, Isabel.

    Seguire pateando montes y cruzando brañas por los caminos de mi Cantabria. Es una canción montañesa Ingrid.

    Veo que por esas montañas hay cobertura Almalaire.

    Gracias a todos por vuestros comentarios y un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hace muchos años que subí pero la bajada no se me olvida,estar en la cima es una enorme recompensa,en cuanto a lo de los años,mi compañero de cordada en los Alpes tiene 60 años y el año que viene,si podemos,repetimos.
    Enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Ni yo creo que olvide la bajada.
    Un saludo, Fosi.

    ResponderEliminar

  20. Puedo entender lo que cuentas. La subida al Espigüete y al Curavacas son los dos mejores premios de la Cordillera Cantábrica... Picos aparte, claro.

    Saludos

    CR LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar