Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

21/5/10

ERAN OTROS TIEMPOS

La reciente agresión y brutal paliza propinada por unos alumnos a su profesor en una localidad cercana, trae a mi memoria otros tiempos y otras formas de educar.

Eran otros tiempos, era la época de las Vespas y las Lambrettas, había respeto ¿o quizás era temor? a aquellos maestros rígidos, de moral intachable y profundas convicciones religiosas.
Por las mañanas antes de entrar en la escuela, los niños en un aula y las niñas en otra ( la educación mixta era pecado) se izaba la bandera y se cantaba el "Cara al sol".
Una vez en el aula un coro de voces, unas infantiles y otras ya con cierta gravedad, puestos en pie y al unisono dedicaba al maestro un: "Buenos días tenga usted".
Sentados en aquellos pupitres dobles con un tintero en medio, que todos los años antes de acabar el curso, había que raspar con un cristal, para luego pulir y encerar, y abrillantábamos con esmero por ver cual destacaba más.
Los más pequeños copiábamos en una pizarra con su marco de madera la muestra que don Cipriano escribía con tiza en el encerado grande.
Los mayores abrían la enciclopedia de Alvarez donde cabían todas las asignaturas y leyendo en voz alta aprendían geografía, historia, ríos y mares, montes y cordilleras. - El Ebro nace en Fontíbre provincia de Santander.....se nombraban listas interminables de reyes, unos católicos, Godos y Visigodos.....

.....aprendimos lo malos que eran los romanos, que invadían territorios y mataban y crucificaban a los cristianos.
A la hora del recreo, en un patio dividido por una frontera imaginaria que no se podía cruzar, la señorita Luz Divina, una maestra solterona y represora, siempre estaba vigilante para que los niños no se mezclaran con las niñas y era la que se encargaba de que se devolvieran las pelotas que entraban en campo contrario.
El fútbol ya era el deporte rey, aunque había juegos de mayor riesgo. Recuerdo uno que consistía en mezclar con azufre, unas pastillas de potasio que se vendían en las farmacias para las afecciones de garganta. Bien molido y poniendo un cudón o piedra de río encima, propinabamos un pisotón provocando un estallido como el que produce hoy un petardo. ¡Que buen resultado daban las botas de "Gorila".
Los castigos ejemplarizantes rozaban el sadismo. Varas de avellano golpeando piernas y pantorrillas, ( en invierno venían bien porque entrabamos en calor) de rodillas con los brazos en cruz y una enciclopedia en cada mano, los más traviesos siempre llevábamos el pelo con raya al medio, la que nos hacía el maestro golpeándonos con el canto de aquellas reglas de madera.
Crecimos sanos con aquellos vasos de leche en polvo y un pedazo de queso que nos daban por las tardes, gracias a la ayuda americana, era lo que nos llegaba después de lo que el maestro esquilmaba para dar de comer a su familia numerosa.

No piense nadie que defiendo este modelo de enseñanza, pero con el aprendimos unas normas, unos valores y una formas de conducta de las que hoy carecen un importante sector de nuestra juventud, y así tenemos que ver a hijos agrediendo física y verbalmente a sus padres y a alumnos dando brutales palizas a sus maestros.

18 comentarios:

  1. Si, no aprendimos muchas cosas con aquel modelo de mínimos, pero a respetar al maestro...
    Mi maestrilla a probado en sus carnes estos días esa falta de respeto. La solución es sencilla, digan lo que digan. Tan solo es necesario un pacto entre administración, enseñantes y padres, sobre todo estos últimos, si quieren a sus hijos, habrían de reflexionar, creo.
    Las fotos para enmarcar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Fantástico, Tejón! Yo soy -creo- un poco más joven que tú, pero aún cante Cara al Sol y algún regletazo me llevé, por supuesto. Yo tengo buen recuerdo de mis profesores de muy pequeño, pese a, como digo, algún golpe de más. Eran otros tiempos. Aparte de lecciones se enseñaban modales, eso que tan mal parece sonar ahora. De los valores no digo nada, aunque al menos enseñaban su existencia.
    ¿Conoces la canción Dás de Colegio, de Asfalto?
    Un abrazo, tejón

    ResponderEliminar
  3. Coño, que ilusión me ha hecho leer lo de la fabricación de petardos.
    Cómo lo recuerdo!
    Las pastillas eran de clorato potásico. Añadíamos azufre y carbón, o en su defecto azúcar, porque para el caso tenía tanto Carbono como el carbón.
    Todo ello mezclado y envasado en papel de estraza junto con unas piedrecitas de las carreteras (grijo) y atado con cordel, hacían unos estupendos petardos cuando los lanzabas contra el suelo o una pared.

    Bueno, bueno... y las fotos... no tienen desperdicio.

    En cuanto a la educación, mientras los padres sean tan permisivos con sus hijos, me temo que no habrá solución.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Al principo era como tu decias niños a una lado y niñas a otro,pero yo estrene la EGB,y nos hicieron mixtos.Era duro aquellos tiempos,pero no mejores,aprendimos a respetar cosa que ahora no se respeta.Yo creo que el problema lo tiene los padres y profesores.Los profesores por tratar a los alunnos como colegas,y se les fue de las manos.Y los padres por no acabar de entender que el profesor esta para enseñar no para educar.Ellos dan unas reglas minimas para vivir en sociedad pero los encargados de hacerselas respetar son los padres no los profesores.Ahora con ir a las reuniones los padres dan por acabado el tema de la educacion del hijo cuando es su responsabilidad.El prodesor a enseñar el padre o madre a educar.Ademas se da por sentado que el niño tiene la razon,cuando el niño manipula a quien haga falta para salirse con la suya,o es que los padres no sabemos eso,que los crios son unos manipuladores?
    Muy buena entrada Tejon un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que eran las dos cosas, temor y respeto, por lo menos yo crecí asi un poco.
    Pero ahora no se que pasa que se han cambiado las tornas, en fin...
    Si no me equivoco...tienes la misma carita que ahora, por que eres tú no?.

    Un abrazo tejon

    ResponderEliminar
  6. Completamente de acuerdo,se ha perdido lo minimo que creo que es el respeto al otro.Fantastico archivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola y buenas noches...

    Paso a desearte un buen domingo.. felices sueños con un beso.

    PD. Últimamente vengo poco, el trabajo me tiene atrapada...

    ResponderEliminar
  8. Como tú bien dices eran otros tiempos pero no siempre mejores.Lo hemos vivido y por lo general nos acordamos de los mejores recuerdos pero somos conscientes de que había muchas cosas que cambiar. Se han cambiado pero demasiadas. Lo peor es la falta de repeto y la pérdida de autoridad de los profesores sobre todo en secundaria donde están los problemas. Creo que se ha banalizado la educación y mucho buenismo. Ahora queremos tirar para atrás otra vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Cre que también la casa de cada uno hace mucho.

    Un saludo Tejon, que en unas horas abandono la tierruca (que pocas ganas en una día de sol como este!)

    ResponderEliminar
  10. "Creo", quería decir, que como es la hora de comer, me como hasta las letras!

    ResponderEliminar
  11. Con mis 46 años, Tejón, tengo aún grabado en mi memoria aquellos años, los recreos ,la leche en polvo americana, los reglazos sobre la mesa de muchos profesores, las filas de niños y niñas,pero, no es menos cierto, que aprendimos lo que es el respeto y nos inculcaron algunos valores, que si los alejo de alguna práctica de docencia vieja y rancia aplicada por algún maestro frustado, me han servido para mi desarrollo porterior en la vida.

    ResponderEliminar
  12. Parece facil la solución como tu dices Fermín, pero hay que poner ganas y unir voluntades y en los tiempos que corren ya ves lo que pasa con los pactos por la educación que unos por otros la casa sin barrer.

    Tu padre sabe mucho Carzum y fue todo un placer conocerle aye y poder hablar con el.

    Los mios ya son 55 Xibeliuss, la cancion de la que me hablas la desconozco pero en cuanto tenga un rato la busco, ya te comentaré.

    Jose, que cosas nos permitian entonces que hoy estarian prohibidas y sin embargo nos negaban notras más necesarias y elementales. Me alegro de haberte traido en parte buenos recuerdos.Lo de los petardos como para enseñarlo hoy ¿eh?.

    José Manuel estoy de acuerdo contigo, hoy se ha puesto el carro delante de los bueyes y esto no hay quien lo controle.

    Gracias por la flor Arena pero no quiero engañarme, si soy yo el de las fotos pero los años no han pasado en balde y de carita ya...jajaja
    En las fotos están tambien un hermano y una hermana mios, en la del mulo estoy con un amigo que hoy vive en Francia y me pone triste pensar en el porque está muy enfermo, y en la última está mi mujer, Mila con dos de sus cinco hermanas.

    Todos deberíamos tener un archivo Fosi para recordar viejos tiempos.

    Gracias por pasarte Balovega, yo tambien ando un poco escaso de tiempo ultimamente.

    lito, yo tampoco quiero decir que aquellos fueran tiempos mejores pero algo hemos debido hacer mal para que hoy ocurra lo que está pasando, y volver atrás no creo que sea la solución.

    Claro que si Diana, la educación empieza por casa.

    yo creo que si Marce que con aquella educación salimos unas personas bastante- no voy a decir dociles- pero si nobles y respetuosos.
    Gracias a todos por haber captado tan bien lo que queria transmitir y recibid un fuerte abrazo desde mi humilde cueva.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado la entrada y las fotos antiguas.
    Respeto y temor a las personas mayores.
    Como han cambiado los valores.
    La educación es una asignatura pendiente en estos tiempos que vivimos. Aprender a respetar a los demás es fundamental, aunque no piensen como nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por pasarte José Antonio, ya he vito tu ultima actividad,no paras.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  15. Por qué este país va siempre de un extremo al otro? pasamos del regletazo al "coleguismo" así, sin más ni más, sin que siquiera seamos capaces de vislumbrar otras posibilidades. La educación es una labor social en la que debemos impliacarnos todos, pero sobre todo es responsabilidd directa de los padres... y no se trata del discursito repetitivo sino del ejemplo en las actitudes y conductas.
    Me han encantado tus palabras y esas fotos son unas verdaderas joyas, Tejón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Este país Isabel lo dice la canción es como la burra Catalina que da dos pasos para adelante y ocho o nueve para atrás.
    Gracias por tu comentario, un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Qué recuerdos me han venido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que educar en una serie de normas y valores es imprescindible para la buena marcha actual y el futuro próximo para todos y los jóvenes en particular. El respeto,la motivación de logro, la solidaridad, la amistad, el medio ambiente, son valores inescusables que hemos de tratar de foemntar. Los padres tendrían mucho que decir y hacer. Los políticos hacer. Sin valores esto se cae. Y no creo que deje de ser progesista el dar un tirón de orejas en un momento determinado.

    ResponderEliminar