Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

5/11/09

VIDA


Monumento a José Hierro en la Bahía de Santander

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.


Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!»
Ahora sé que la nada lo era todo
y todo era ceniza de la nada.


No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)



Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.


José Hierro

12 comentarios:

  1. Creo que no voy a decir nada por que está todo dicho.
    Un abrazo Tejón.

    ResponderEliminar
  2. Es ése el monumento? reconozco el efecto, pero no parece el mismo.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Magnífico Pepe Hierro. Los poemas que más me gustan son lo que dedica a la mar pero este es precioso.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. Realmente, con cada apunte consigue usted sorprenderme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Te gustó tanto Junto al mar, que imaginé que este tambien te gustaría.
    Un abrazo Arena,

    ResponderEliminar
  6. Es mejor verlo en el sitio Diana, de todas las maneras es dificil(al menos para mi) poderlo captar,no pierdas la ocasion de verlo cuando vengas,busca en internet que hay fotos mejores que la mia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Anjanuca, en el blog de náufragos he puesto hoy tambien una de el dedicada al mar. Te va a encantar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Paisano, más que yo te sorprenderá la clarividencia del poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Profundo juego de palabras, de conceptos, de vivencias, una paradoja que encierra mucha verdad.
    Un saludo, Tejón. Muy interesante entrada.

    ResponderEliminar
  10. Tejón, que soy de Santander aunque viva en Madrid, y en mi casa (de mis padres, vamos) se desayuna, come y cena mirando al mar. No voy a conocer yo la escultura a Hierro!Y mira si no pierdo ocasión de verla, que cuando subo paso todas las mañanas con mi Mara que la encanta jugar con las olucas que chocan en las escalerucas del muelle.
    Lo que pasa es que se hace raro verlo así;)
    (solo me ha faltado ponerme a cantar "somos de Santandeeerrr.." jaja!)
    un abrazo paisano!

    ResponderEliminar
  11. Es una poesía tan clara, tan directa que la puedo entender hasta yo que soy muy "primitivo".
    Salud Isabel.

    ResponderEliminar
  12. Que si Diana, que ya se que eres santanderína y daba por supuesto que conocías el monumento,¿has visto a los raqueros que están al lado? jejeje...
    Algún día coincidiremos dando un paseo, te identificaré cuando vea a la perruca jugando con las olas.
    Un beso paisana.

    ResponderEliminar