Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

23/7/08

9 años sin él


16 comentarios:

  1. Mis pequeños recuerdos de guelito:

    -Verle limpiar puerros en el labadero.
    -Cuando nos columpiaba.
    -Cuando llegaba a casa en invierno y se ponia en la chimenea a calentarse los pies.
    -Ir en coche con el y saludar a todo el mundo.
    -Comer el primero para marcharse a jugar la partida.
    -Sentarse a ver la tele con las manos sobre la barriga.

    y muchas cosas mas!!!!

    UN BESOOO GUELO!!!!

    .......ANGELA.........

    ResponderEliminar
  2. Más recuerdos de güelito:

    - Siempre se asomaba a la cocina, mientras los pequeños estábamos comiendo, para decirnos que comiéramos mucho.

    - Su sonrisa y cara de orgullo, cuando nos daba las 5000 pesetas por navidad a todos los nietos en cola.

    - Aquella uña del dedo que tenía hecha cisco.

    - Sus frecuentes visitas a vernos, siempre que podía.

    - Su inmensa barriga, acentuada más cuando se recostaba sobre el sofá de casa y cómo rápidamente se quedaba dormido.

    ¿Quién da más?

    ResponderEliminar
  3. Pues yo de guelito, la verdad que no recuerdo mucho, tengo muy mala memoria...recuerdo que le encantaba contar chistes (ya sabemos que viene de familia...), que siempre se sentaba en las comidas presidiendo la mesa, que nos hacia rabiar y que era muy gracioso.

    Bueno familia, un abrazo
    esta muy chulo esto tio
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo verle cazar moscas al vuelo tirarlas y pisarlas jejej.

    Tambien recuedo q nunca nos dejaba jugar en la cuadra por si acaso rompiamos la luz del fluorescente .

    Y el momento de las 5000 pts en el q estela y yo eramos los q peor lo pasabamos pensando q no tendria pa nosotros jeje ademas siempre hacia la broma de q no le qedaba más dinero jeje q malo.

    un beso primos nos vemoos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Angela y Noemi por esos recuerdos que guardais del abuelo.
    Ya podia haber heredado yo la paciencia que el tenia cuando os juntabais todos los nietos.
    Un beso a las dos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Lara y Miguel, que alegria de veros por mi cueva.
    Miguel el unico nieto entre todas tus primas y siempre eras el culpable de todo ¡mujeres!

    Unbeso a los dos.

    ResponderEliminar
  7. Son nueve años sin ti, pero para nosotros no has muerto porque te tenemos en muestra memoria y en nuestro recuerdo.
    Como el gran amor que sentias por tus hijos y nietos .
    Las reuniones alrededor de una mesa donde tu siempre tenias algun chiste que contarnos, para alegrar la velada.
    Como venias de feliz cuando Noemi era pequeña y le regalaste un bancuco para sentarse.
    La preocupación de que en invierno no pasasemos frio y nos traias leña para calentarnos.
    Tu huerta bien hecha y alineada, como nadie podia hacerlo mejor.
    Cuando en vez de coger judias te cogi alubias y te lo tomastes a risa.
    Como picabas el dalle.
    En fin, son tantos recuerdos que mientras esten con nosotros, tu no habras muerto.
    Un beso Benito

    Milagros

    ResponderEliminar
  8. En breve publicaré mis recuerdos del abuelo, ya que cuando te paras a pensar, cuesta ordenar los pensamientos y ponerles nombre y apellidos.

    Un beso a tod@s.

    ResponderEliminar
  9. RECUERDOS...

    La verdad es que poner sobre el papel qué recuerdos se me han quedado de “güelito” es complicado, ya que me vienen desordenados, inconexos e incluso difusos. Pero a medida que voy haciendo memoria van viniendo más y se van ordenando.

    Resumiendo todas las sensaciones y imágenes que me invaden, me quedo con algunos recuerdos que me hacen ver qué tipo de persona era Benito Gómez Palacios y cómo quería a su família y amigos. Nunca olvidaré que allá donde él estaba no había penas, ya que animaba todas las reuniones con sus chistes y anécdotas, ¡incluso hacía reir a mi otro abuelo Nisio! Además, siempre conseguía ser el centro de atención en los encuentros con los de casa y con los de afuera.

    De estas reuniones familiares, recuerdo cómo me fascinaban las conversaciones que tenía con sus hijos, ya que para mí, y debido a la distancia, me resultaban en ocasiones incluso difíciles de entender por las palabras y expresiones que utilizaban y que yo no estaba acostumbrado a oir.

    Además de su fortaleza personal, se me ha quedado gravada su fortaleza física, incluso recuerdo que se rompió un músculo del brazo cargando una piedra (creo que en el carro o en el coche), hecho que prueba su “cabezonería”. Seguramente gracias a ella pudo tirar siempre adelante a su família con la ayuda de Nica.

    Algunos de los momentos más inolvidables para mí están relacionados con la pesca, de la que estaba enamorado. Recuerdo los madrugones para ir a Liencres a pescar sulas después de las largas caminatas para llegar al final de la playa con la bajamar, y volver a media mañana a casa y desayunar lo pescado con patatas y huevo que nos preparaba “güelita”.

    Otra de sus especialidades fué la pesca del pulpo (nécoras, lochos, etc.), y en las ocasiones en las que pude acompañarle con mi padre pude aprender muchas cosas sobre la mar que tanto queremos tod@s gracias a él.

    Una anécdota en la que coincidimos mi padre y yo a menudo la protagonizó un “petroman” una noche que fuimos a pescar sulas al Pas y se nos olvidó dicho artilugio en casa. Los juramentos que verbalizó en aquel momento son memorables, y aún se acuerdan de ellos la flora y la fauna de los cauces pasiegos. Aún con todo, esa noche seguimos pescando (¡aunque seguramente no mucho!).

    Para acabar, os felicito a los de Polanco por haber abierto este espacio de recuerdo positivo que nos hace “mojar el ojo” un poco pero que también nos une un poco más entre nosotros y con el recuerdo del gran padre/abuelo que tuvimos y que seguimos teniendo en el recuerdo.

    Un beso a tod@s.

    ResponderEliminar
  10. A mi tambien me vienen recuerdos de güelito, algunos de los cuales ya habeis hecho mención en vuestros escritos.

    Yo recuerdo uno que para mi es muy significativo. Sus ronquidos.

    Recuerdo una de sus estancias en barcelona, una noche se fué a dormir. Sus ronquidos eran bastante sonoros y decidimos los que estabamos en casa grabarle y al dia siguiente que escuchara la grabación. Y así lo hicimos. Grabamos sus ronquidos y nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente, le pusimos la grabación con sus ronquidos. Cogió un rebote de campeonato diciendo que ya estaba bien, que ese no era él, que él no roncaba. Afortunadamente, el enfado le duró poco tiempo. Después, alguna que otra vez, recordamos este episodio y nos reimos mucho. Cosas de güelito.

    Agradecer a la familia Polanco esta iniciativa. Veo que todos tenemos recuerdos de güelito y eso es lo que le mantiene vivo todavia entre nosotros aunque nos haya dejado ya hace nueve años.

    Algun otro recuerdo espero que me venga a la memoria y poder plasmarla para que los más pequeños y toda la familia en general podamos seguir manteniendole vivo.

    ResponderEliminar
  11. uno de los recuerdos q siempre se me viene a la cabeza es cuando iba a nogales con cesar y estela de pequeños, y estaba alli sola, y a media semana, cuando no esperaba a nadie, oia de lejos el ruido del coche y me alegraba pq me venia a ver, me acompañaba todo el dia, y luego por la noche se iba junto con mi madre.
    Hay muchos recuerdos, pero me quedo con sus chistes y anecdotas, que nos ha pegado a todos con sus dichos. por eso nunca nos olvidaremos de el.
    CUCA

    ResponderEliminar
  12. antes de todo, daros la enhorabuena por la iniciativa.
    yo soy la pequeña, y deberia acordarme menos de sus anecdotas, pero me acuerdo de cuando me quedaba a dormir alli y nos tirabamos horas jugando a la brisca y al burro, me enseño a partir con cuchillo y tenedor los filetes, se pasaba las tardes viendo en la tele los toros, y en general hay que decir q era una gran persona que nos hacia feliz simplemente con escuchar sus chistes, sus bromas, sus dichos, y que nunca le olvidaremos.
    un beso
    estela

    ResponderEliminar
  13. Olaaaaa, aki estoy yo. Weno yo aprovecho esta oportunidad para pedir disclpa por varios sucesos que luego sufrieron el brazo ejecutor de mi abuelo xdddd. Pido perdon por tirar las peras del peral, pegar una patada a tia laly, querer "labar" los pollos recien nacidos, etc. solo fueron unos azotes je je je, pero lo bien k me lo pase k , jajajaja (la patada si lo siento) pero lo demas k decir , era un crio. Bueno y komo dichos me kedo kon dos:
    . Hay tontos que parecen tontos y tontos que tontos son, pero ay otra clase de tontos , k acen listos a los tontos de puro tontos que son.
    .Si un dia me dan por culo y no me gusta me pego un tiro y si me gusta me pego otro por no aberlo provao antes .

    Bueno , no se si eran asi pero creo k todos lo recordareis. Adiuossss

    ResponderEliminar
  14. Querida hermana y sobrinos:
    En primer lugar deciros que os contesto a todos de una vez,pues para todos vale la misma respuesta.
    Me alegro mucho que os aya gustado esta iniciativa y estoy encantado con la respuesta que ha tenido.Muchas gracias a todos.
    Espero sigáis visitándome.

    ResponderEliminar
  15. Hola a todos!!! La verdad es que estoy alucinando con todos los comentarios que he leído. Lo de buelito ha sido, es y será para hacer un libro. Era una buena persona de los pies a la cabeza, UN CRACK! De momento voy a poner mi granito de arena.

    Pequeños detalles:
    - Las sopas de pan con leche que se desayunaba cada mañana. Se las comía como si fueran un manjar, como se ponía!!!

    - El saludo de manos que nos enseñó que empezaba haciendo los cuernos, ¿os acordáis?

    - El mítico "relojuco" que nos hacía en la frente pegándonos un mordisco.

    - Verle picar el dalle y ordeñar, era espectacular.

    La familia:
    - Coincido con todos, era impresionante el poder de aglutinamiento que tenía y la generosidad sin límites que ofrecía. Las cenas de nochebuena son inolvidables, antes con él presente y ahora porque su persona sigue sentada en esa mesa simbólicamente, seguro que en ese momento todos nos acordamos de él.

    Mi infancia:
    - El hecho de pasar en Oruña todos los veranos de "okupa" me hace recordar muchas cosas. Comentaré las 3 que siempre me vienen a la mente:
    - Ir a yerba con buelito en el carro y volver sentado en su falda con el pasto. Era como una película del oeste, como ir acompañado del sheriff del pueblo.
    - Ir a pescar sulas. Si ahora me dicen que me levante a las 5 de la mañana a trabajar, ni con una grua. Para ir a sulas, era encender la luz y ya estaba montado en el coche. Las vivencias con un maestro de la mar como buelito son de las que se cuentan a los nietos. Observar la pasión con la que vivía la mar era alucinante.
    - Ir de romería. Siempre me hecho la misma pregunta, ¿quien no conocía a buelito? Era impresionante, cada 2 pasos un conocido. Lo que yo digo, UN CRACK!

    Por último quiero comentar un momento con buelito que me quedó grabado para toda la vida. Se que no fue en una situación agradable de recordar, pero es muy significativo para lo que hoy es en mí el recuerdo de mi abuelo y me apetece compartirlo con todos.

    Como ya sabéis, buelito me llamó siempre "chuiquitín". Una noche, estando ya muy enfermo, ayudando a buelita a darle de cenar, buelito abrió los ojos, y buelita le dijo "mira benito, que está aquí el chuiqitín!". En ese momento buelito alzó la vista, me miró y esbozó una sonrisa de oreja a oreja. No puedo evitar las lágrimas al recordarlo, pero no son de tristeza, son de felicidad porque aunque en esa situación, me quedé con el sentimiento eterno de tener ante mí a una persona que sobretodo quería con locura a su gente y que 9 años después ese es parte del legado que ha dejado a su familia y como prueba este blog donde le recordamos con todo el amor y el cariño del mundo.

    Seguro que seguiremos recordando cosas juntos de buelito.

    Gracias a la "pocaco family" por esta iniciativa y un beso muy gordo a todos desde abrera.

    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  16. Dentro de unos dias hará 10 años que nos dejó güelito aunque parece que fué ayer. Espero que sigamos manteniendole en nuestro recuerdo durante el resto de nuestros dias. Gracias por esta iniciativa que empezó hace un año y que no quisiera que se perdiera.

    ResponderEliminar