Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

16/3/20

LIBRES, SIN CONFINAMIENTO...

...me alegran los días... 
...aunque me coman el pan...
...y las manzanas, mientras observo detrás de los cristales.

Dichosos ellos, libres de "coronavirus" y de CORINAVIRUS, ese virus silenciado del que nadie quiere hablar.

Pues sabéis lo que os digo, que desde que me he jubilado y desde que estoy confinado, ando "desatao".

 Digo lo que pienso, salgo a aplaudir  todos los días a la Sanidad Pública y lanzo "slogans" por las ventanas, como un desaforado, sin ley ni orden, pidiendo que nos devuelvan los millones que nos han robado, que nos hacen falta para mascarillas y paracetamoles.

Aunque hay algo que me tiene preocupado, en los dos últimos días según me chiva Bloguer, recibo una media de más de doscientas visitas desde los EEUU.

¿Me estará espiando Tramp o Trump, o como coño se diga ?.

Emérito:  Que se ha retirado de un empleo o cargo y disfruta algún premio por sus buenos servicios.

Profesor de universidad que sigue dando clases después de la jubilación, en reconocimiento a sus méritos.

Estos son los Eméritos que necesitamos.

38 comentarios:

  1. Creo que la actitud que tienes después de jubilarte es contagiosa porque me pasa lo mismo. Ahora mismo envidio a las aves, libres y más cuando he tenido que dejar Sanabria y regresar a Zamora. Esto va a ser duro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se contagiara mi actitud como el virus este que nos trae de cabeza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Necesitamos recuperar palabras sencillas: doctora, enfermero, maestra, maestro. Sanidad, educación, tierra, árbol, pájaro, casa, flor. Pocas palabras, pero esas que de la piel al fondo son.

    Haces bien en desatarte, Tejón. Abracísimo. Raíces y alas aunque sea desde la ventana.

    ResponderEliminar
  3. Veo que también te encargas de alimentarlos, esas migajas de pan, no están ahó por casualidad.

    También anoche, yo salí a mi terraza a eso de las 20 hora y mis apalusos se unieron a otros muchos más de las terrazas cercanas. Es el justo tributo, que merece nuestra Sanidad.

    Me parece una maravilla las fotos que has tomado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonia, hoy llueve y hace frío pero los pajaritos ya han tomado su ración.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La jubilación es un grado. Y el ese 'desatamiento', falta de tiempo para hacer cosas y demas sensaciones , solo son entendible si lo has pasado....

    Menos mal que este 'corona' no ataca a los animalillos ...

    Un abrazo y sigue gritando, aplaudiendo o lo que te salga de 'dentro'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no me caben más cosas en la lista de pendientes para cuando nos "desaten" otra vez.
      Besos, Esme.

      Eliminar
  5. Querido amigo yo estoy igual, estoy con una mala leche que ni sabía que tenía. Seguiremos aplaudiendo a todos aquellos que tienen que estar ahí para que todo sea un poco más fácil. Muchas gracias, tus fotos me llenan de alegría. Buena suerte y mi cariño para ti y tu familia. Que todo pase pronto. Un fuerte abrazo tejón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, sal un ratuco y fotografía la nieve, que seguro que la tienes cerca.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Pues sí. Los animales son más libres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y están disfrutando de su libertad como nunca.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo lo voy a pasar mal. Mal porque echo de menos la montaña, mal económicamente, mal emocionalmente porque veo un futuro desastroso. Creo que habrá un antes y un después de esta crisis. Y también tengo que decir que no pensaba que la gente fuese tan egoísta en este país. Me da pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuera penas, Ruben, hay motivos y razones para seguir, aunque ahora pinte oscuro.
      Mucho animo y un abrazo para los cuatro.

      Eliminar
  8. ·.
    Cuando todo esto pase... sabremos quienes han sido responsables y solidarios. O nos olvidaremos y dejaremos que políticos de todo bando y banda campen a sus anchas.
    Henos aquí confinados, como mal menor, ante una amenaza a la que encontraremos respuesta. Mientras tanto, acabamos con el planeta sin que se haga nada por evitarlo. Estamos como la rana en la cazuela al fuego. No nos enteramos.
    Tus fotos son envidiables. Mis mirlos no son tan confiados.
    Un abrazo T&T

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá que sacar fuerzas de donde sea para saltar de esa cazuela si no queremos abrasarnos.
      Abrazos, dos "percapita".

      Eliminar
  9. Ay, quien fuera ave en estos momentos poder surcar el cielo...
    En este encierro involuntario, pero necesario, nos queda la red para visitar a los amigos blogger.
    El "coronavirus" está en boca de todos, pero el CORINAVIRUS algunos se empeñan en que pase lo más desapercibido posible.
    Ten cuidado con esas visitas, me da a mi que te espían...jejeje.
    Una entrada muy completa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maripaz, imagino lo que darías por estar en el pueblo afotando la nieve que seguro está cayendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. No tienes ni idea lo que yo me acuerdo de ti, aforado tú, sin montaña y todas tus salidas, creo que sera duro, pero te doy un pellizquito en el corazon. la inmoviidad es dura ¿verdad?, pero alegrate puede hacer escursiones del salon a la cocina baño, cama, y ademas sabiendo que esto no es eterno. NO SIGO PORQUE NO QUIERO TOCARTE
    BESUCOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dura es la pregunta, nadie mejor que tu lo sabe, y así y todo te quedan fuerzas para infundir animo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  11. Por mi trabajo, mi confinamiento es más llevadero, pero siempre es molesto que no puedas hacer lo que te apetezca en cada momento, por imperativo de los que nos desgobiernan.
    Bonitas fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. No hay nada que me guste más ahora que mirara tus mirlos...estaría mirándolos horas. Igual lo hago. Del resto no quiero hablar.
    Te quiero mucho, cuidaos. En serio

    (Trump espiando Mirlos en macetas...es genial, genial, jajaja, gracias)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, igual quiere ponerle fronteras a mis miruellos, se va a liar muy gorda entonces, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  13. Que a gusto se queda uno, cuando hace lo que le apetece y grita a los cuatro vientos lo que le da la gana. Ahora, eso si, desde la ventana, porque por ahí afuera sigue el bicho ese, rondando.
    De jubilado a jubilado: feliz confinamiento, porque esto va para largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amable comentario, Manuel.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  14. El virus Corina parece que también actúa en silencio...hasta que los periodistas lo van descubriendo minando los pilares de la monarquía. Y mientras a los demás nos cae el otro virus y no nos enteramos del otro, del Corinavirus. Estamos demasiado distraídos en nuestro confinamiento para ello.
    Dichosos los pájaros que vuelan en libertad.
    Un saludo y cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siguen distrayéndonos, Carmen, el silencio lo envuelve todo, como cuando cae la nieve.
      Un abrazo y lo mismo, cuidate.

      Eliminar
  15. Sigue aplaudiendo, porque yo aplaudo lo que lanzas y publicas, extraña coincidencia los dos virus, quien fuera pájaro estos días mi querido amigo. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando recuperemos las alas se puede liar muy gorda, tenemos que liarla gorda, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Bueno "desatao" intenta atarte un poquino que esto va para largo.
    Y mientras seguiremos aplaudiendo a los que sí tienen que salir de casa para cuidarnos y a todos los que nos están haciendo la vida más facíl. Y seguiremos protestando por todos Emeritos que no nos gustan.
    También me espian amigo, hay días que entran en tropel.
    Se me olvidaba envidio la libertad de tu mirlo.
    Buena cuarentena tejón.
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino las ganas que tendrá la Vespa de runflar un poco,jjjj
      Besos.

      Eliminar
  17. En estos tiempos cuánto añoramos aquél desayuno en un bar, el paseo haciendo fotos, incluso el trabajo diario. Hay que tener paciencia. Y sí, el dinero que se han llevado entre todos, qué bien nos venía ahora.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá la añoranza de lo que perdimos nos abra definitivamente los ojos.
      Salud, Manuela.

      Eliminar
  18. Ahí le duele, ya sabes gracias al casual coronavirus la corinavirus y demás se han librado de la quema, siempre somos el país que nunca pasa nada con los intocables y después decimos que somos libres, ¿de qué y de quién? Por aquí los gorriones y las palomas también me comen el pan y nos miran como riéndose de nosotros, ellos siempre han sido libres.

    A mí estos que se pasan la vida con el Viva España y con la España en la boca a todas horas me dan un mieditis eso sí con himno y banderín en mano, curiosamente son los atracadores de guante blanco, los mismos que han privatizado la sanidad pública y con recortes las han ido desmantelando y ahora tienen las santas narices de decir algo, en fin mientras sigamos creyendo en reyes que de bobones tienen poco y sigamos consintiendo que un futbolista sea millonario por darle una patada al balón y un médico, enfermera, maestros, cajeros y cajeras ganen lo que ganan algo en este mundo no funciona.

    A mí me quedan unos cuantos años para jubilarme pero sigo sin callarme bajo el agua y cada día me repatea más la doble moral de este jodido país y la amnesia que seguimos padeciendo (fin de la pataleta)

    Ánimo y fuerza.

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo a gusto que te has quedado, Irma,jjjj
      Sigamos desatados persiguiendo utopías.
      Besos.

      Eliminar
  19. Sí señor, aplaudamos a los que se exponen para dar un servicio, que bien merecen nuestro aplauso. Denunciemos a todos aquellos que expoliaron y engañaron, a todos aquellos que recortaron el presupuesto de sanidad, querían un pueblo enfermo y unos bolsillos llenos.
    Salud, mucha salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por la visita y el comentario en mi cueva.
    El egoísmo de algunos no tiene limites y nunca tendrán los bolsillos llenos, desgraciados ellos.
    Un saludo y mucho animo.

    ResponderEliminar