Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/10/15

ZONA OSERA

Esta entrada no iba a ser una entrada.

A ver cómo lo explico: me gusta publicar cuando tengo algo que contar y en este caso me parecía que no había material para hacerlo, pero, repasando las fotos de una de mis salidas me encontré con las escasas  que saqué el 13 de septiembre en una de las rutas guiadas que hace la Fundación Oso Pardo, para dar a conocer el territorio por donde se mueve uno de los animales más emblemáticos y queridos de la Cordillera Cantábrica.

La Fundación Oso Pardo (FOP), constituida en 1992, es una ONG conservacionista creada con el objetivo de contribuir al estudio y conservación del oso pardo, de su hábitat y del entorno cultural en el que se desenvuelve esta especie amenazada. El estudio y la conservación del oso pardo conforman el eje sobre el que gira el conjunto de su actividad. Pero dado que esta especie amenazada es una de las más conocidas y queridas a nivel popular de toda la fauna ibérica, y que su presencia es el mejor indicador biológico del buen estado de conservación del territorio que habita, las actuaciones emprendidas por la FOP tienen en la práctica una amplia repercusión conservacionista y social, afectando muy positivamente al desarrollo sostenible de las comarcas oseras y al conjunto de la biodiversidad cantábrica y pirenaica. 
  
Ese día no se pudo realizar la actividad según el recorrido programado porque las condiciones climatológicas fueron bastante desfavorables.

En la Península Ibérica quedan  dos poblaciones de osos localizadas en el Pirineo y en la Cordillera Cantábrica.

En la Cordillera Cantábrica subsisten dos poblaciones diferenciadas, a una de ellas pertenece la comarca de Alto Campoo y la cercana Montaña Palentina.

Antes de entrar en territorio osero pasamos por un lugar que de no ser por los monitores de la Fundación habría pasado totalmente desapercibido para todos nosotros.

Estas piedras que parecen estar puestas al azar se conocen como piedras "saleras" pues en ellas depositan los ganaderos la sal que el ganado necesita para su organismo y no lo encuentra en los pastos de alta montaña.

Llevan ahí tantos años y tantas veces han sido lamidas por las vacas en busca de la sal que están pulidas y desgastadas,  algunas de ellas  incluso formaron parte según algunos estudios de  conjuntos megalíticos o funerarios.

 No sabemos si el oso también ha probado alguna vez esa sal, más bien pienso que no pues ya sabemos que a los osos les gustan más los dulces.
Dejamos atrás refugios e invernales...
...serbales con colorido otoñal...
...brezales en flor y matas de arándanos donde ya no queda ningún fruto... 
...antes de entrar en un bosque de robles, hayas, acebos,avellanos...
...donde la humedad y la ausencia de los rayos del sol alfombran las piedras de un musgo que da gusto tocar, mullido, verde y limpio.
Y ahora si que llegamos a donde todo oso quisiera llegar, a esa zona de colmenas de rica miel que los apicultores han tenido que proteger poniendo una alambrada eléctrica a su alrededor.

Se puede comer el oso,según nos explican los guías, bien a gusto ochenta kilos de miel de una sentada.
Claro, que el efecto es brutal, pues el rastro que dejan es como para no pisarlo y resbalar.  
Y ya en adelante todo un muestrario de frutas.

 Para los osos entrar en este lugar debe ser lo mismo que para los pequeños entrar en un puesto de golosinas y chucherías.

En algún lugar he visto yo un establecimiento de estos que se llama "El Oso Goloso".
Juntos un escaramujo y un fresno.

Leí una vez que el fresno es el "árbol más grande y hermoso del planeta, tiene sus raíces en el mar, sus ramas sostienen el cielo y, al igual que el roble y el espino, lo habitan las hadas y no aceptaría ningún niño sin su permiso".
No se pinchará el oso con la zarza para dar buena cuenta de las moras...
...ni con las espinas del endrino, aunque quizá este fruto le resulte un poco amargo, para mi gusto mejor meterlos en orujo.
Dejo volar mi imaginación y veo al oso dándose un baño y refrescándose en este arroyo del bosque antes de dormir un rato la siesta en un mullido colchón de hojas secas.

Ya me he apuntado para la próxima actividad de la Fundación Oso Pardo, el 29 de Noviembre iremos a plantar árboles frutales a Campoo para que no le falte comida al oso en nuestras montañas cuando salga de las cuevas después del invierno.
Ya os contaré.

43 comentarios:

  1. Un territorio impresionante.debe ser alucinante ver algún oso deambular por esos parajes.A ver si tenéis suerte el 29 de Noviembre y os sale un día magnífico; esa actividad, bien se lo merece.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, a ver si hay suerte pues en veces anteriores el tiempo lo impidió.
      Un saludo,Pini.

      Eliminar
  2. Pues mira Jesus me ha alegrado mucho que esta entrada que no iba a ser entrada lo sea, porque bueno es divulgar que hay osos en nuestra naturaleza y en libertad (mira que ha costado) y que se alimentan de árboles y frutos de nuestros bosques. Y estoy contigo, los endrinos no los come el oso, pero vaya pacharán que hacen, yo tengo algunas a remojo que........... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te alegres,Carlos, hay que seguir educando pues ya sabes que hay muchos intereses contrarios a la conservación de especies como el lobo y el oso que cuentan con bastantes enemigos.
      Un abrazo.
      Habrá que probar ese pacharán,¿no?.

      Eliminar
  3. Pasear por la naturaleza "de tu mano" siempre gratifica porque tus palabras hacen el camino tan bello como tus fotos. Y porque uno se imagina allí aunque esté lejos. Un placer siempre. Gracias por el paseo.

    Abrazo. Bien grande, Tejón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Nuria, ya sabes como agradezco tus comentarios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La verdad es que me gustaría mucho ver un oso, pero de momento no a podido ser. De todos modos te aseguro que tus fotos hablan por si solas y tienen montones de cosas que contarnos. Un fuerte abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo que más llegué a ver fueron sus huellas en Lebanza, Lola, y te juro que se me pusieron los pelos de punta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Son espectaculares esos paisajes...conozco la zona de Galicia y de Asturias y ahora me falta por conocer Cantabría y país vasco, te confieso que ando en deseos de ir por allí pero hay tantos km de distancia que hay que plantearlo muy bien, ya que ir en autobús desde el sur sería demasiado pesado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya solo te queda una etapa,Antonia, así que a ver si te animas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vamos queen cualquier momento os podíais topar con un oso... Vaya!!! toda una aventura, Hermoso paisaje, se detecta el otoño aunque fuera en septiembre...
    Fantástico el paseo Jesús!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil encontrarse con el oso,Nieves, vamos demasiado perfumados al monte y te aseguro que el olor humano no es de los que le resulte atractivo, ahora, mejor no encontrarse con él..
      Un beso.

      Eliminar
  7. Di que si, el endrino (pruno como le decimos aquí en Asturias), mejor en aguardiente. Aunque a mi me contaron hace tiempo que cuando están bien maduros al oso le gustan mucho, teniendo dos problemas. Que al ser una ciruela, si los come en exceso, luego anda un poco "flojete" y se nota bien en sus deposiciones. Y que si está maduro en exceso, tiene un ligero contenido etílico. Pero igual por eso le gusta tanto, ja ,ja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa hicimos un año un preparado de endrinas con orujo, granos de café y cascara de naranja y recuerdo que cuando lo abrimos después de unos meses bien macerado, un amigo venía por casa todos los días. Cuando se acabó la botella lo vemos de tarde en tarde,jejeje.
      Un saludo,Cienfuegos.

      Eliminar
  8. Yo creo que puedo comer tanta miel como ellos, mejor que no me pongan a prueba :D!!!

    Ahora vamos a ver si consigo hacer fotos como tú.

    No sabía que a los "andrines" los llamaban prunos en Asturias, por el Bierzo, al menos por la zona de mi santo si los llaman "abrunos", pero por mi tierra los "prunos" son ciruelas., más pequeñas que las del super, pero mucho más sabrosas y tienen su puntín de acidez, pero no amargan como los "andrines". Yo a los "andrines" les tengo manía porque cuando era chica los confundía con arándanos y me llevaba cada chasco...



    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo guardo un mal recuerdo de los arándanos.De crío en un campamento de verano por la zona de Alto Campoo agarré tal tripada que te puedes imaginar las consecuencias,jejeje, vamos, más o menos como las del oso con la miel.
      Las endrinas han de estar muy, muy maduras para que sea capaz de pasar una, y aún así.
      Vamos que, envidiar mis fotos...
      Un besuco.

      Eliminar
  9. Lo que comentas sobre las piedras de la sal algo parecido me ocurrió a mi cuando visite las Batuecas (en La Alberca) en el camino que nos lleva a las Cabras Pintas que son unas pinturas rupestres. En ese camino en unos montículos hay abandonadas unas antiguas carboneras para elaborar carbón vegetal y me encontré con un chico de Las Mestas (ya de Las Hurdes que esta mas cerca que La Alberca del lugar) y como el de niño ya paseaba por allí con su abuelo que se dedico a la elaboración del carbón me lo dijo.
    Sobre el oso si que he paseado por zonas cercanas al valle del Campoo como es La Pernia y zona de Brañosera y no lo vi, pero no se si es preferible a verlo algo enfadado.
    Un guarda forestal que conozco un día se fue por donde vio alguna vez rastro del oso y estuvo un buen rato entre apeado al todo terreno y sentado dentro y no lo vio pero si el oso a el ya que escucho un ruido detrás de el y cuando marcho se acerco al lugar de donde procedía el ruido y vio rastro del oso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las piedras saleras es bastante común en otras comunidades, en Navarra y la zona pirenaica creo que hay bastantes, yo no las había visto nunca y desconocía su existencia hasta que realicé esta salida con la Fundación Oso Pardo.
      Un joven de cerca de Reinosa tuvo un encuentro recientemente un tanto provocado con el oso y con graves consecuencias, estuvo ingresado en Valdecilla varios días y salió en todos los medios de comunicación. Ojo con andar provocando al oso.
      Saludos,Tomás.

      Eliminar
  10. Un variado he interesante recorrido por una zona donde el oso pardo se resiste a la extinción, y donde está costando mucho su protección. Me ha gustado la fotografía de la mata de arándanos... En la montaña de Madrid, dicen que hay algunos, pero yo no los he visto. ¿cuando florece y cuando fructifica? En cuanto a lo que come el oso, menos esas manzanas silvestres, que no hay quien las coma, se lo come todo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está costando bastante,si, volver a introducir al oso en su medio y conseguir que se pueda seguir reproduciendo, creo que algo se está consiguiendo, había una desconexión entre territorios y parece que se han vuelto a mezclar.
      Los endrinos se pueden reproducir por semillas y creo que es bastante largo el tiempo que tardan en germinar (algo parecido pasa con los tejos), lo más rápido es hacerlo por esqueje con hormonas enraizantes o injertando una estaquilla en un ciruelo, para lo cual hay que ser un experto.Por aquí abundan de una manera totalmente silvestre.
      Su floración en primavera es espectacular y los frutos bien entrado el otoño este año han sido muy abundantes.
      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  11. Hola: tus fotos son impresionantes porque reflejan la naturaleza en todo su esplendor. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con la naturaleza. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y Educación que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amable comentario,Marta, me paso por tu blog y si me gusta me quedo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Osos. Y bosques. Por alguno me he perdido siguiendo sus huellas en el barro, bajo la lluvia. Y les he visto. Y ellos a mí. Y a mí hermana. Y luego ellos se han ido. Y después se han quedado en mi memoria y en mis días para siempre.

    PD. No fue ni en Somiedo, ni en Picos; y no pienso decir dónde. Porque no soy buena, quizás?
    ;)
    Maravillosa entrada, de las que me llegan de veras
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Eso, tu poniendo los dientes largos, huellas también vi yo pero si lo llego a ver andando me da algo.
    Yo tampoco lo diría, nunca se debe enseñar todo lo que se sabe,jejeje
    Un beso, montañesa.

    ResponderEliminar
  14. Fotografias de uma grande beleza.
    Um abraço.
    http://andarilharar.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  15. Bonito paraje; aunque mejor no haber dado con los osos, no sea que se gasten malas pulgas porque piensen que les vais a quitar sus "golosinas".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entra dentro de las posibilidades, es difícil encontrarse con el oso, de lo que trataba la actividad era dar a conocer el territorio donde se desenvuelve, sus hábitos, costumbres, su alimentación, fue una marcha muy didactica,Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Me encantan tus paseos y como los cuentas, las fotos que ilustran el recorrido y el entusiasmo que pones en lo que haces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Valverde, yo también disfruto mucho con tus paseos por Sanabria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Buena entrada Jesús, me ha gustado mucho. Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  18. Un abrazo,Germán.A ver que pajarucos nos sacas este fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. Es increíble que hayas dudado en preparar una entrada con estas magníficas fotos ya que ellas solas ya constituyen un auténtico relato otoñal por esos espectaculares bosques, y acompañadas de tus palabras despiertan cantidad de sensaciones, todas ellas reconfortantes.
    He podido imaginar al oso relamiéndose después del atracón de miel y saboreando esos frutos otoñales ..... un hermoso relato !!!
    Un abrazo, Tejón !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Pili, me alegro haber despertado en ti esas sensaciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. É um privilégio passear pela natureza (ainda que tão distante) e por suas palavras tão cativantes... preciosa entrada...
    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es un privilegio tus visitas a mi cueva.
      Un beso,Teca.

      Eliminar
  21. Pues menos mal que dices que no tenías material para una entrada que si no... Buen reportaje, amigo. Y muy curioso lo de las piedras de sal para el ganado. Nunca lo hubiera pensado. Para otra vez que me interne por la sierra de estos lares me fijaré por si veo algo similar. El Oso Yogui no andaría por ahí, ¿verdad?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que por esas sierras tan cercanas habrá alguna de esas piedras saleras cargadas de historia,Carmen. Si encuentras alguna nos lo cuentas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Y eso que no iba a ser una entrada.... gracias por sacar estas fotos de donde las tuvieras guardadas. Son una delicia para la vistta Jesús.
    El oso sabe bien lo que come y luego se hace la siesta ;)
    Tenemos endrinos en el huerto.
    Ayer también subimos a la sierra hacer un recado ;) El tiempo estuvo mu, pero llegamos arriba.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se, Laura, igual a ti también te pasa, tienes fotos y no ves historia en ellas hasta que pasa el tiempo.
      Buen pacharán y un abrazo.
      Ah, y puedes ir con Carmen a buscar esas piedras saleras,jjjj

      Eliminar
  23. Lugares preciosos, que as sabido captar con esas Fotos de concurso..
    Y gracias por losw pies de Fotos, donde noes explicas lo que estamos viendo.

    manolo
    .

    ResponderEliminar

  24. Habrás recogido buenos y variados frutos del bosque, no hay más que ver las fotografía.
    La zona recorrida es muy hermosa.

    Un abrazo, TyT (-3)

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar