Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

10/7/14

COMPAÑERAS DE FATIGAS

Nunca pude imaginar tan buen final, tanto tiempo separadas, subiendo montes, cruzando valles, pisando charcos.
Acabar aquí juntas, ¿será la recompensa por no haber dado nunca un mal paso?.

26 comentarios:

  1. Lo inservible, a veces, puede servir...
    Bonita foto.
    Besicos, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces se les guarda un cariño ,porque te ayudaron en muchas ocasione a disfrutar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Genial, Jesús! Natureza de pura poesia... adorei!!!

    Beijos e flores. ;)

    ResponderEliminar
  4. Una buena forma de buscar utilidad a lo que el tiempo dejó inservible.
    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Es uno de los gestos mas bonitos que he visto en mi vida, lo digo totalmente en serio.
    Me recuerda a la peli de animación "Wall-e".

    Un besote !!!

    :D

    ResponderEliminar
  6. Será Jesus, por su buen comportamiento;) Que guapa es la foto!!!
    Buen martes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El homenaje smas lindo a unas botas,
    Se paraa ti son muy importantes

    Con tu permiso, que se que lo tengo me las llevo.
    un besazo

    ResponderEliminar
  8. Genial, después de jubiladas, un merecido descanso entre las flores. Es una buena recompensa después de una vida entregada al trabajo !!!
    Muy original !!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. Tú sí que sabes reciclar. Todo es cíclico. Todo es circular. Abrazo enorme, Tejón.

    ResponderEliminar
  10. Ay si hubiera tenido esa idea...nadie imagina cuanto se puede llegar a querer unas botas, las mias anteriores me dejaron tirada en medo del macizo central porque no queria cambiarlas, un chow fue aquello.. Un poco como le paso a la merckel ja ja
    ME costo tirarlas otros dos años, y por presiones familiares... Pero me guarde sus cordones en una cajita de plata.
    Compañeras en lo bueno y en lo malo, me han salvado, han sido mis piernas y mis ojos, y han vivido lo mejor que he vivido yo...
    Me envanta este post, Jesús, hasta siempre, compañeras!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  11. La foto y la idea es fantástica, pero como los pies te cantaran en tres cuartos de hora esas bonitas flores se marchitan.

    Saludos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  12. Un buen final para unas buenas compañeras. La foto me encanta.

    ResponderEliminar
  13. Buena idea. Es una forma interesante de que estén juntas, ya que juntas han vivido y sufrido múltiples experiencias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. nueva vida, nueva utilidad para unas compañeras que te hicieron más fácil el camino. Precioso el re-ciclado (otro ciclo) y preciosa imagen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

  15. Un par de las mías, de las duras, guardan con celo unas hortensias desecadas... y es que unas buenas botas son parte de nuestras andanzas a no olvidar.
    Me gusta mucho la foto con ese doble blanco de la pureza y rojo de la esperanza.

    · abrazos TyT

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  16. Bonito homenaje a esas compañeras inseparables en tus andanzas.Que mejor manera de agradecerle su buen comportamiento que darle la compañía de esas plantas que tantas veces han sido testigo de tus pasos.
    Muy emotivo
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Un esatupendo homenaje a dos compañera infatigables que nunca te han fallado por muy largo y duros fueran los caminos.ellas y se han ganado dle merecido descanso y lo hacen en buena y armoniosa compañía.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Creo que no hay mejor forma de agradecer .. Tuviste una ida genial ... ellas estarán encantadas con tu sensibilidad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué idea más original y bonita! Es una forma de agradecer y seguir dándoles un puesto, ganado paso a paso junto a uno. Hay que poner la imaginación al servicio del reciclaje, y queda la satisfacción de lo bien hecho.

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  20. Buena foto. yo tengo una parecida que tomé en Lierganes, aunque las botas que yo fotografié estaban ya bastante hechas polvo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Pues la verdá... yo todavía las echou par de inviernos más. Anda que no son buenas esas botas!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Bonito final, o principio. Anda que no están trabajadas¡¡¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Genial entrada!
    (y buena idea hacerles un homenaje)
    Con la penita que da cambiarlas en el momento en que están hechas a tu pie y son tan cómodas...
    Encantadora foto.
    (me encanta que les hayas puesto flores!)
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  24. :') cuidado, que yo soy muy sensible. Y qué gran final, aunque si lo piensas, no es un final, sino otra etapa más!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué bonito y qué prestoso que decimos en mi tierra!

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar