Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

3/3/14

HISTORIA DE UN ÁRAO

El pasado domingo 23 de febrero estuvimos limpiando un tramo de los más salvajes, atractivos y singulares de la costa cántabra, la Cala de San Julian en Liendo y su entorno. Este punto es uno de los escogidos para actuar dentro del Programa del Voluntariado de Cantabria.(PROVOCA), a la vista de los informes dados tras las inspecciones hechas en Noviembre por los Centinelas del Voluntariado, entre los que me cuento.

Lo peor que le puede pasar a un entorno,salvaje como este, es que se asfalte su acceso para que lleguen los "salvajes" de verdad y lo llenen todo de mierda. No quiero ni creo que sea necesario describir los residuos y la basura de todo tipo que allí encontramos, hasta un R-12 con su motor y todo entre las rocas.

Una zona de una belleza sin igual, con unos acantilados que superan los cuatrocientos metros de altura y que nada tienen que envidiar a los de otras latitudes más al norte como los de Escocia, Irlanda...y con una colonia de buitres leonados única en Europa al borde del mar.
Los últimos temporales  han dejado muchas aves marinas muertas en la arena, han llegado agotadas tras muchos días sin poder comer.
Resulta desolador contemplar esta mortandad, la mayoría de ellas áraos, frailecillos, alcas, se cuentan por miles las encontradas muertas y rápidamente se dispuso un seguimiento de los arenales para rescatar a todas aquellas que se encontraran con vida.
El martes siguiente,(dos días después de la limpieza), volví con un vecino que no conocía el lugar y que al oírme a mi hablar de su belleza quiso conocerlo y poderlo fotografiar.
Mientras Marce se dedicaba a la fotografía yo me encontré este árao que asustado hizo un débil intento por huir hacia las olas y torpemente sus pasos hacían que se chocara constantemente contra la arena.

 No me costó nada atraparlo y el pobre animalillo desconociendo mis intenciones me dio tal picotazo en la mano que hasta  me hizo sangre.
Poco a poco se fue calmando y sintiéndose a gusto con el calor de mis manos, y más a gusto después en el interior del coche con la calefacción hasta que llegamos a casa.

Lo metí en una caja de cartón y llamé al Centro de Recuperación de Aves que tienen al lado del Parque de Cabarceno, donde me dieron las instrucciones a seguir.
A la mañana siguiente bien temprano me acerqué a la pescadería y compré unos bocartes frescos para el árao,(bueno, alguno quedó para mi), y no sin esfuerzos se comió cuatro.

Por la tarde hicimos porque comiera alguno más. Y cuando digo hicimos lo digo porque mientras estuvo en casa fue una fiesta, las niñas de Marce, las mías, (aunque ya no sean tan niñas), todos entusiasmados con el "pájaruco", fotos, vídeos,caricias...

Por la tarde nos acercamos al Centro de Recuperación con él. Pesó 480 gramos, nos dijeron que por debajo de los 400 gramos se mueren todos, así que este se libró por las plumas de una muerte segura.

Allí se encargaran de que recupere peso a base de papillas hasta poder liberarle de nuevo, hasta la fecha nos dijeron que superaban los sesenta los que se habían recuperado.

Y nos vinimos para casa con una agradable sensación, no es que nos tengan que poner una medalla por haber librado al árao de una muerte segura, pero pienso que se podrían haber salvado muchas más aves si todos los que se han encontrado con ellas hubiesen hecho lo mismo.

27 comentarios:

  1. Labor encomiable la que realizáis recuperando animales, limpiando y cuidando de estos lugares vírgenes. Suerte tuvo el árao.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  2. Una experiencia así es muy gratificante.Tu arao tuvo suerte, mi colimbo, de Valdearenas, terminó muriendo por el alquitrán... y porque los intentos de alimentarle resultaron inútiles.
    Enhorabuena por tu entrega y participación en ese programas de voluntariado.
    Y sí, ese entorno, con la moleta kárstica del Buciero encima, es un paraje excepcional.

    · un abrazo
    (carallo, que bien sales en la foto...)

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  3. ¡Qué guapo estás en la foto! Yo creo que el de la cámara te miró también por dentro.


    ¿Cuándo suelten al árao te avisarán? Debieran, y tú ir a despedirte y volver a contárnoslo

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Tuvo suerte tu árao. Tiene suerte la naturaleza de tu mirada. Tenemos suerte los que te seguimos de verte y saberte así. Y, como dice Ñoco, en la foto estás estupendo.

    Abrazo, enorme, pero ENORME.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa historia la que habéis protagonizado.
    Este rincón es uno de mis favoritos de la costa cántabra y, aunque apena ver el poco cuidado que tienen algunos, también alegra ver la labor que desarrolláis todos los voluntarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues si Jesús!!!

    Pero la gran mayoría de las personas no quieren complicaciones, no quieren alterar su vida en nada, aunque dependa una vida de ese gesto. "es un simple pájaro" dirán los que pasaron de largo.
    Conozco bien esa sensación de haber salvado la vida a un animal, es algo fantástico!
    Felicidades por llevar a cabo tan nobles actos :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Que sorte teve este pequeno animalzinho sendo salvo por suas mãos "calientes". Que trabalho bonito você faz, além de ajudar os animais, limpa os lugares maravilhosos que visita. Você é estupendo!!!!

    Beijo, beijo e minha amizade sincera.

    ResponderEliminar
  8. Que preciosa historia tejón...me ha emocionado; yo también voy recogiendo animalillos a veces, Pedro (mi santo, como dice Adra) me riñe, y luego les cuida más que yo.
    Aunque es complicado el tema...

    P.d. Las cascadas se quedan como churras para los restos en mi vocabulario :)
    Un beso grande Jesús

    ResponderEliminar
  9. Qué historia más bonita, y no hace falta que os pongan medallas porque la medalla más grande y valiosa la lleváis dentro junto con la satisfacción de haber salvado una vida. Ojalá hubiera muchos comportamientos como el vuestro que se preocupan por la supervivencia de la flora y la fauna de lugares tan paradisíacos como el que muestran tus fotos. Sin embargo los que abundan son esos que tú mencionas y que hacen de las playas y entornos naturales un estercolero.
    Felicidades,y gracias por ese servicio voluntario que haces, ya que todos salimos beneficiados no podemos menos que reconocer tu labor y agradacertelo encarecidamente.
    Un fuerte abrazo !!!

    ResponderEliminar
  10. Hay áraos con suerte, como la de encontrar en su vuelo a EL TEJÓN cántabro. Esa suerte la tenemos algunos humanos también.

    ResponderEliminar
  11. Y yo me pregunto siempre....tanto cuesta recoger en una bolsa los desperdicios y depositarlos en contenedores?

    Cuando paseo por la orilla del mar y veo latas por el suelo me da una rabia tremenda, cuando a cada paso hay contenedores.

    Me ha encantado la historia de este pobre pájaro y sobretodo por su final. Ha sido rescatado de una muerte segura, para ti fue una experiencia que te llenaría de satisfacción.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que este invierno se está haciendo duro para todos. Supongo que para las aves también. La cala parece guapísima, eso si.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Me apunto la receta, por si alguna vez me encuentro con un árao.

    Unos jodiendo la marrana con la polución y otros tomándose tantas molestias para salvar este planeta. Yo me pido formar parte de los segundos.

    Un abrazo, y gracias por dar ejemplo.

    ResponderEliminar
  14. Lo de la basura en la naturaleza es algo indignante, pues cuesta muy poco trabajo echar los desperdicios y envase vacíos en una bolsa y luego depositarla en un contenedor, pero parece que disfrutamos tirando todo por todas partes. En cuanto a tu aventurilla con el árao, pues sólo decirte que acciones así son las que hacen que uno se sienta a gusto consigo mismo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Como bien dices con el asfalto llega la destrucción de los entornos. La gente no tiene sensibilidad de sus actos,siempre digo en su casa deberíamos hacer lo mismo a ver si le gustaba.

    Qué satisfacción el poder salvar esas aves.

    No es de extrañar que la naturaleza nos castigue por todo el mal que nosotros le ocasionamos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Jesus, me emociono est historia, l belleza del lugar, y como todas las cosas, el progueso es bueno, pero el mal uso retrceso
    Pero te voy a decir algo, y pisnsalo.
    Pienso que lo humanos, somo muy raros, obseva, lo queremos todo para destruirlo, no matamos los unos a los otros ¿por que? no estmos conformes por nada,?por que? ¿sabemo lo que queremos? creo que no.
    http://cosasdemarijesus.blogspot.com te envia SUERTE

    ResponderEliminar
  17. Hacer que sea fácil llegar a un lugar hermoso es, como bien dices, acabar con el sitio en cuanto se llene de domingueros.
    Enhorabuena. No se puede decir más. Salvaste al arao y disfrutastéis la experiencia. No se puede pedir más.
    Salu2

    ResponderEliminar
  18. Super Ecologista, super bonita acciòn, super conciencia del entorno,super preocupaciòn por la Madre Naturaleza,su flora, su fauna, super cuidado del Medio Ambiente... en fin...nada màs que felicitarte!

    ResponderEliminar
  19. Es una gran historia, Tejón. Sé que no lo hacéis, ni mucho menos, por las "medallas"... ¡Pero bien que las merecéis! La foto espero que ya la tengas enmarcada.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. El áraao me consta que ha estado en buenas manos, tanto en las vuestras como en las del Centro. Lo malo es que hubiera caído en manos desalmadas.
    El lugar es bellísimo. Qué pena que ordas de humanos lo llenen de suciedad y basura. ¿Es que no podemos respetar lo que tenemos a nuestro alrededor?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Muy buenas tomas y pobre las aves

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Wapoooo Tejón !!!!!

    Eres de admirar por la labor que haces, todos deberíamos hacer algo.
    Este árao te recordará siempre....

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Hoy he leído que miles de pájaros llegan agotados a la costa por las tormentas de estos días en la mar y me he acordado de ti y esta preciosa historia que nos has contado. Una buena labor la que haces Jesús, emociona. Un enorme abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. Qué razón tienes Tejón. La basura que tiramos los humanos destroza por completo la naturaleza.Buena obra con el arao . Felicidades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Una historia preciosa y que deja un buen recuerdo...Ese árao seguro que no te olvida. Estás muy guapo !!!
    Poco a poco destruimos todo lo que tocamos...
    Solucionao, no han dejao que el XP se jubile, el técnico es baratísimo ;)
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Bonita historia y buen ejemplo, otra cosa sería si en vez de dejarnos sin miramiento la basura por cualquier rincón, ayudásemos todos a la naturaleza a mantener su desarrollo.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado leerte.
    Suerte para este arao el que pasaras por alli.
    Un saludo

    ResponderEliminar