Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

6/6/13

HONDOJON, SENDERISMO ENTRE LA NIEBLA

 Hubo que buscar una ruta alternativa ante la imposibilidad de hacer la programada que era subir hasta el Pico Mortillano y bajar por la Canal de Cantiscuela. Con  más de 1.400 metros de desnivel en un descenso de tan solo dos Kms, y con pendientes de un 30%, entre la niebla y caminando por una zona karstica, era un suicidio intentarlo.

La alternativa fue hacer Hondojón y aunque ya la he hecho otras dos veces, esta ruta es de las que no importa repetir.

Dejamos a nuestra izquierda el castro de Los Campanarios pensando en hacer el descenso de vuelta por su crestería.


 La primera parte de la ruta discurre por una pista ganadera que pronto hemos de abandonar y bordear el lago que se ha formado por las últimas y abundantes lluvias y el desnieve de las montañas.

En este polje hay numerosos sumideros por donde se cuela el agua que aparece en la surgencia de Cailagua, una espectacular cascada de más de sesenta metros de altura que da origen al nacimiento del río Asón.

 El arroyo Rubridillo, rodeado de espinos albar y abedules, ha invadido la pista y casi cubre hasta el cierre de piedra de las fincas que rodean algunas cabañas ganaderas.
 Seguimos caminando y un poco más arriba entramos en Brenarroman, con unas características parecidas a las de Brenavinto pero con la diferencia de que esta laguna no se seca casi nunca, y es espectacular oír el ruido que hacen las aguas al colarse por el sumidero para surgir de nuevo en Cailagua.
 La humedad este año es tan grande que ha desorbitado  el tamaño de los hongos que crecen en los árboles secos.
 Todo está verde en Monte Llusías, un monte mixto donde predominan las hayas, pero también hay abedules y algunos ejemplares sueltos de tejo.
 En los claros del bosque el suelo está cubierto de narcisos que este año han florecido con bastante retraso.
 Llama la atención su enorme tamaño.
 Seguimos subiendo y avanzando por el interior del hayedo con la sensación de que si nos detenemos, el musgo empezará a crecer en las botas y polainas.
 Ahora si que ya la niebla lo invade todo, el terreno está muy resbaladizo,  alguno repitió culada tres veces y la cuarta no se sentó porque lo enganché en el aire.
 Quedan en el interior del bosque unos neveros espectaculares, avalanchas de nieve que se han llevado por delante de raíz numerosos árboles.
 Hemos dejado atrás el punto más alto de la ruta, 1.300 metros de altitud y comenzamos el descenso por una garma caliza que nos llevará hasta el fondo del valle y al impresionante circo de origen glaciar que es Hondojón.
 Una vista hacia atrás para ver de donde hemos bajado y continuamos la ruta hacia el este.
 Caminando por el fondo del glaciar llegaremos a una zona de cabañas de influencia pasiega, bastante bien conservadas. Es hora de hacer un alto en el camino para reponer fuerzas. Podíamos haberlo hecho dentro de una de ellas pues encontramos la gruesa llave de hierro que abre la puerta en uno de los aleros del tejado, preferimos respetar la propiedad y soportar la fina lluvia en que se ha convertido la niebla.
Antes de entrar al bosque de nuevo decimos adiós al ganado que mira como nos alejamos de la niebla, o eso creíamos porque cuando volvemos a salir del hayedo después de caminar más de dieciséis Kms, no hemos podido disfrutar, (por culpa de ella) de las vistas del Valle de Soba antes de llegar al punto de partida en el aparcamiento de Los Collados del Asón.

La niebla también impidió que bajásemos por Los Campanarios, pero a pesar de ello fue una buena jornada de senderismo de la que disfrutamos esta vez un escaso grupo de catorce personas
.
Esta ruta es muy recomendable hacerla de forma gratuita con los guias del Parque Natural de Los Collados del Asón.

28 comentarios:

  1. Que hermosos paisajes y senderos entre la niebla, con frondosa vegaciòn silvestre. Me ha fascinado. Un acierto fotogràfico y un acierto en la narraciòn...¡ como siempre...enhorabuena !

    ResponderEliminar
  2. Mi Felicitación y Admiración, para Ustedes Valientes Senderistas.
    A pesar de ir bien pertrechado como se os ve, tuvieron el suficiente coraje de andar en esas condiciones meteorológicas.
    Y darles mi Agradecimiento, porque si no es por esas Magnificas Fotos, no hubiese podido ver esos lugares, que tanto me han gustado.

    Gracias, manolo

    ResponderEliminar
  3. Espectacular... sencillamente espectacular. ¡Qué suerte disfrutar de parajes así! Gracias por compartirlos.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante. Andar por esos parajes debe ser una experiencia inolvidable.Una pena la dichosa niebla; yo no la soporto, me pone de mal humor. Te moja, no ves nada y, encima,en algunos caso, pone en peligro tu vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es raro que no os encontrárais trasgus ni hadas por el camino.

    Saludos fuensantoneros.

    ResponderEliminar
  6. No he hecho nunca esta ruta y me ha gustado mucho para hacerla con buen tiempo. Las fotos son preciosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que dice José Antonio que no conoce la zona. Lo estamos viendo juntos

    ResponderEliminar
  8. Imponen las imágenes de la niebla por la peligrosidad de la subida. lo que está claro que el grupo lo componen expertos montañeros.

    Un beso

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Nosotros a los narcisos los llamamos "aguinaldas" , bueno, las que paisanas que las recogen para adornar las inmauculadas de las iglesias en Mayo, les dicen "guirnaldas" pero porque se creen que hace más fino :P A mí me gustan muchísimo las aguinaldas...me habría parado a recogerlas todas, espero que quede alguna para este fin de semana que voy a casa...me encantan las fotos, seguro que vistéis un montón de trasgus...hasta la santa compaña habrá andado por ahí...Me ha hecho gracia lo de la culada, y me ha dolido el mío, rande, rande, rande, que de esos encontronazos con la tierra sabe un rato

    Un beso, Tejón

    ResponderEliminar
  10. Preciosa ruta. Parece pleno invierno la tenéis que hacer en verano sin niebla, que veamos ese hermoso paisaje.Un poco más y os veo vestidos como los Hombres de Musgo de aquí:))
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Cuantos tesoros encontrados amigo...
    Que verdor y que frescura...
    Rutas así son esenciales para vivir, gracias por este gran reportaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que passeio maravilhoso! Um caminho que eu percorreria com muito gosto...

    Beijos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Tejón como siempre me dejas anonadada con tus espectaculares viajes y con sus fotos... El Narciso me ha dejado hipnotizada, que preciosidad!!!


    Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Espectacular paseo por las montañas, como siempre, cuanto verde y cuanta agua hay este año por todas partes...
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Pues, a pesar de que se os hizo preciso cambiar de ruta, ésta otra también merecía ser visitada. Me asombra el encanto que pueden tener esos prados verdes, esos bosques frondosos, poblados de niebla, una molesta compañera a la hora de hacer fotografías pero que a ti no te incomodó para nada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Que paisaje tan guapo ,es una maravilla contemplar esas preciosas fotos ya que no puedo hacer esa ruta.besinos

    ResponderEliminar
  17. Cada ruta que muestras es interesante
    y cada una de ellas me gustaría poder disfrutarla ... menos mal que nos las muestras... y que bien has captado la niebla.
    Un reportaje estupendo.

    Un gran abrazo Tejón

    ResponderEliminar
  18. Hermosa ruta pero agua como aqui, para morirse de asco.

    ResponderEliminar
  19. Hola Jesús, preciosa ruta , que no conocía. Lastima de la niebla....Les fotos, inviten a volver. esti añu no lo tenemos nada fácil pa patear, pero contra la meteorología no tenemos nada que facer. Esti lunes descanso, a ver si hay suerte. Un abrazu.

    ResponderEliminar
  20. Como me gusta ver esta entrada, hace poco estuve allí y el paseo fue bien diferente, es un sitio espectacular, místico diria yo, tus fotos son geniales.
    Un saludo, espero verte algún día en la montaña, jjj

    ResponderEliminar
  21. ¡Vaya primavera! Lluvia, lluvia y frío, pero las fotos son espectaculares.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Es un disfrute ver esos parajes. La niebla, si cabe, los hace más profundos y misteriosos. Maravillosa la ruta. Me imagino esa extrema humedad y los olores de la vegetación que rezumarían un olor especial.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  23. Una pasada esos parajes entre la niebla. Sois unos valientes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Vaya ruta más impresionante: lagunas, neveros, hongos, niebla... ¡qué gusto y qué bien ilustrada!
    Salu2

    ResponderEliminar
  25. Bellas imágenes.Re buenas las tomas fotográficas.
    Me hizo recordar a la Ruta del Alba.
    La naturaleza es un prodigio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Unas fotografías muy guapas y muy interesante el blog. Saludos. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  27. Gracias, Jesús, por toda esa belleza que compartes... son unas imágenes llenas del encanto y el misterio del bosque y los montes entre la niebla, con flores y hojas verdes de primavera y ambiente de otoño. Un abrazo.

    ResponderEliminar

  28. Ya lo sabes, uno de mis lugares favoritos de Cantabria. Habrá que volver... algún día.

    · un abrazo, maestro

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar