Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

11/4/13

EL VIAJE DEL ELEFANTE.

  "Tener que pagar por los propios sueños, debe de ser la peor de las desesperaciones".
"Tienen razón los escépticos cuando afirman que la historia de la humanidad es una interminable sucesión de ocasiones perdidas".

 El texto está sacado de el libro de José Saramago "El viaje del elefante".

Y las imagenes están sacadas cerca de este lugar.

24 comentarios:

  1. Leí el libro hace ya un buen tiempo, pero lo recuerdo. Me gustó, precioso homenaje Jesús, al final de su viaje el elefante se quedó ante la mar. Saludos.

    ResponderEliminar

  2. Vamos pisando los mismos lugares. A sus pies, de ese gran elefante, estuve el otro día.
    Sabias palabras las de Saramago. No aprendemos de nuestros errores... ni siquiera de los errores de los demás. ¿Cuestión de soberbia?
    Anda... y endereza la foto, que se te marcha el agua hacia Ortegal.
    No sé que foto escoger...

    · un abrazo.

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  3. Pues si.
    Parece la cabeza de uj elefante, hasta con su trompa.

    Seguro que ha habido muchas ocasiones perdidas.
    Lo que no sabemos las ocasiones aprovechadas.

    ¿Que porcentaje habrá?

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu post impresionante.
    Me parecen mucho tu blog y luego voy a dejar aquí un comentario dulce.
    saludos de Sylvia

    ResponderEliminar
  5. Tiene razón ñOCO con lo del agua pero la piedra impresiona, no me extraña que inclinaras la cámara :-D
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Bellas imágenes, lugares que como siempre descubro a través de tu lente! reflexión de Saramago, para más que meditar, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Magnificas fotos e impresionante lugar.

    ResponderEliminar
  8. Impresionante lugar....las tomas lindas.Un saludo desde Almería.-
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Felicidades Jesús!
    No estoy del todo desaparecida.....
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  10. Me fijaré mejor la próxima vez que pase por ese lugar para encontrar el enigmático elefante del acantilado y me sentaré en su lomo a soñar sus historias del viaje.

    No he leído este libro de Saramago, pero después de las citas, me han entrado una ganas...

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  11. Qué elefante más chulo!

    he pinchado en el enlace y así he conocido la historia del pante´n del ingñes. Me ha encantado, porque tiene de todo, amistad, entorno de película y mucha plasticidad...

    ...el mar enfurecido, el caballo despeñçandose...

    Y volviendo a este post, lo intento, tejón, trato de que no me queden esas oportunidades perdidas por ahí, pero es tan difícil!

    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. CIERTO QUE PARECE UN ELEFANTE, COMO EL CAMELLO, HAY MUCHAS PIEDRAS QUE ES VERDAD QUE LO PARECEN. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  13. Que bonito...igual él también tiene memoria de las ocasiones perdidas...o igual lo cambió todo con gusto porque quedarse de piedra mirando al mar.

    y por dejarse mirar, también por los que saben ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Ocasiones perdidas que nunca suelen volver.

    Me gusta este enorme elefante que forman las rocas....es una maravilla!

    Que pases un buen fin de semana!

    Un beso
    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Me has dejado de piedra!!

    La Naturaleza y sus caprichos, es que parece un elefante de verdad eh!
    Increíble!!!

    Saludos Tejón :)

    ResponderEliminar
  16. Magnifico homenaje a Saramago. Sabías palabras, una pena que las palabras se pierden en el olvido. Gracias por recordárnoslas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Pues es buena combinación de foto con texto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Curiosas fotos, en las que el parecido de esas rocas con la cabeza de un elefante es total.Las palabras de Saramago siempre hacen pensar y dan para muchos debates.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Magnifico, quien pudiese disfrutar de tanta belleza natural.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Hay Saramgo, que bueno que nos le acercas con este pedazo de Africa en el Cantábrico, siempre me han parecido curiosas las formas que tienen las rocas y sus parecidos con cosas y animales.
    Un saludo, y una entrada para compartir

    ResponderEliminar
  21. La erosión producida por el choque del agua del mar y del viento contra las rocas han provocado la formación de extrañas acumulaciones imposibles de unas piedras sobre otras que dan la sensación de quebrarse y caer de un moemento a otro. ¿La pata de un elefante? Quizá sí, pero se me ocurren algunas más.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Jo, Saramago no fallaba una.
    Me gusta sobre todo en b/n. Y si el elefante está recto ¿a quién le importa el agua? Jjejejeje
    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. En blanco y negro o a color, ese elefante mirando al mar es una formación espectacular y evocadora.
    Saludos,

    ResponderEliminar