Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

15/6/12

SAN SALVADOR DE CANTAMUDA

 A los pies de Peña Labra , entre los limites de Palencia y Cantabria, la primavera se manifiesta de todas formas y colores que  tras el crudo invierno aparecen por regatos y laderas.....
 .... destacando los amarillos de la genista, ( más conocida por aquí como escoba), los azules y morados del brezo, el blanco del rosal silvestre.... Muy cerca de este vergel se encuentra San Salvador de Cantamuda, un pueblo con leyenda.

 Tiene este bello pueblo palentino una joya del románico, un templo de casi 900 años con una espadaña de tres tramos y dos cuerpos de campanas. "Según la leyenda, la iglesia fue levantada por la mujer de un conde que, devorado por los celos, quiso enviudar mandándola a paseo de noche en una mula ciega, vieja, coja y falsa, guiada por fámula muda, pero la acémila no se despeñó y la muda cantó (de ahí el nombre del lugar) alabanzas al Salvador. No era para menos".
 Conserva este pueblo, bañado por las aguas recién nacidas del río Pisuerga, todo el encanto y la sobriedad de los pueblos castellanos donde la vida transcurre sin sobresaltos y  donde se pueden ver aún a las golondrinas anidando bajo sus aleros y balcones y en el centro del pueblo conserva el Rollo jurisdiccional o Picota del siglo XVI que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1960. En estos rollos que aún se conservan en muchos pueblos palentinos era donde se ataba con cadenas a los condenados, para exponerles a la vergüenza publica antes de ser condenados.

En este pueblo que durante el invierno pasa largos días casi sepultado por la nieve, cuando llegan los primeros calores hasta el sol parece que camina más despacio y se muestra perezoso para esconderse en el horizonte entre los últimos neveros que quedan en las montañas.

42 comentarios:

  1. Hola Tejon.
    No me digas que estas por aqui,mañana voy a Cardaño de Arriba.Buen sitio San Salvador para empezar un puñado de rutas,¿has ido a comer a la Taba?,imprescindible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ya sea Cantabria, ya sea Castilla, tus fotos son espectaculares y están adornadas con palabras de mucho "fundamento".

    La historia que cuentas es tremebunda,anda que sí vaya condes-maridos...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Um sossego espetacular em suas palavras e imagens...

    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  4. Un excelente reportaje de San Salvador.
    Solo con ver las imágenes te puedes imaginar la belleza de toda la zona y encima comentadas maravillosamente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Esta zona del norte de Palencia y Cantabria tiene que ser un auténtico remanso de paz, uno de esos lugares donde se diluyen las primas y los riesgos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. En León tenemos una calle que se llama Peña Labra, es una faena, porque la calle en sí, no puede ser más fea. Será para llevar la contraria.

    ResponderEliminar
  7. Que buen sitio para ir a darse un garbeo y coger energia, gracias por enseñarlo, este invierno ...
    lo conoceremos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. :) me gusta.
    Un abrazo, camiante.

    ResponderEliminar
  9. Si ya me impactan las fotos y el lugar, me parece que la leyenda que nos transmites es preciosa...que cosas...
    Tejón, que hermoso blog tienes, y aprendo miles de cosas...gracias!
    Sigo pensando en la mula, jajajaja...es que me gustó la leyenda...
    :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Es que la naturaleza en época primaveral no puede ser mas bonita!!!

    Me encanta escuchar esas leyendas de pueblos.

    Un besote Tejón :D

    ResponderEliminar
  11. Bonito sitio.
    Quizá deberíamos tomarnos la vida un poco mas como el sol con un puntito de pereza.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. No sé que ocurre pues no puedo ver tus reportajes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Amigo tu entrada es un nuevo aliciente para que aumente los deseos por conocer tu tierra.

    Ahora no podrá ser porque ya tengo previsto otro viaje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ay, las leyendas, si hablasen...
    Pero ya nos hablan los lugares y las piedras de sillería que de ellos se tallaron.
    Menudos paseos nos damos con el Tejón de la mano

    ResponderEliminar
  15. Otra maravilla de paisaje de esas hermosas tierras norteñas.La leyenda, muy curiosa. Me gusta mucho el románico y ese templo, es un buen exponente de las maravillas que se hacían en esos tiempos.Es increíble, como por muy pequeño que sea el pueblo, las iglesias siempre marcan la diferencia y en cualquier lugar, se pueden encontrar auténticas joyas.¡ Cuánto poder tenía la dichosa Iglesia !. Todo le parecía poco con tal de acaparar riquezas y más riquezas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. No he estado aún, si en la Peña Labra, así que apunto tu entrada. Preciosas fotos y muy bello el post. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. La monataña ahora está salpicada de amarillo, momento que no se repetirá hasta el año que viene. Por aquí también lo llamamos escoba, aunque adopta distintos nombres más o menos científicos.
    Cuando estuve en San Salvador de Cantamuda recuerdo el paisaje, y por supuesto la iglesia, una maqueta a escala natural del más perfecto y puro estilo románico. Había bastante gente (era verano) y pudimos entrar en el interior porque existía una persona encargada de tenerla abierta, situación infrecuente en la mayoría de los templos que se visitan.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Más me hubiera gustado,fosi, tomo nota de La taba, para la próxima vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Carmencica, algunos todavía siguen anclados en aquellos años, lo vemos en los medios cada día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Es un buen lugar para el sosiego,Teca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Esmeralda, es un placer leerte por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Se olvida uno de los riesgos de la prima y de todo por esos lugares, Roberto, tenlo por seguro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Habrá que adecentar un poco esa calle, con el nombre tan bonito que tiene, que no desmerezca.
    Un saludo,Ruben.

    ResponderEliminar
  24. Se puede ir en invierno,Alfonso, pero ahora no corres el riesgo de quedar atrapado por la nieve.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias,Arena, por acompañarme en el paseo.
    Un abrazo,grande.

    ResponderEliminar
  26. Remei, de la zona tengo en la recamara más entradas, todos los pueblos de por allí tienen algo interesante que ver y que contar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Gracias, Nieves, las leyendas en invierno, al calor de la lumbre....con la nieve en los tejados.¿te imaginas?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Pues si, flores, así debieramos tomarnos la vida, pero no nos dejan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. A ver si puedes remediarlo con el comentario que te dejé en tú blog,José.
    Un abrazo,amigo.

    ResponderEliminar
  30. Ventana de Foto, disfruta del nuevo viaje y ya te irás aproximando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Que os dejáis llevar muy bien,Amado,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Tenía y tiene,Pini, y no pagan IBI, y si queremos que se conserven este patrimonio hace de hacerse con el dinero de papá Estado para que no acabe por los suelos y ellos a poner tarifas y a cobrar por verlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Es muy recomendable la zona,Carlos, tienes rutas para escoger.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. No pude ver el interior,Carmen, y lo sentí, por fuera hay alguna reforma que no me convenció mucho pero es muy bonita a pesar de todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Tiene que ser un placer pasear por estos valles llenos de color.
    El portico de la iglesia es precioso y la historia que nos cuentas muy peculiar.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  36. El paisaje es magnífico Tejón, suelo ir con frecuencia por ahí, disfruto muchísimo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Tienes que acercarte, Maricruz, y darnos tu visión fotográfica del lugar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Tenerlo tan cerca y no disfrutarlo sería un pecado,Marce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. querido amigo he quedado muda con la historia de las mujeres y la mula...
    todo tu pais es tan bello, una belleza de fotos, saludos querido Tejon

    ResponderEliminar
  40. Pues el milagro fue al revés,abuela, la muda cantó salmos al señor, si se quedó muda al menos me queda el consuelo de que puede seguir escribiendo tan bonito como lo hace.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar