Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

14/3/12

EL GORRIÓN COMÚN

Creo que a todos nos ha pasado alguna vez, tener una entrada preparada y comprobar como se te adelantan en otro blog.
Se me presentó la ocasión de sacar las fotos que os traigo hoy a mi cueva y quería aprovechar la ocasión para hablaros de el gorrión, pero Nieves, de "Los cuentos de la China" me ganó.
Volviendo a ver hoy de nuevo las fotos he pensado en hablaros de los gorriones hoy yo.
Es el gorrión común, ese pajarillo que por ser, eso, tan común parece no importar a nadie, salvo a unos pocos ancianos que sentados en los bancos de algún parque desmigan para ellos trozos de pan duro.
El mundo para ellos también se ha vuelto hostil. La contaminación, los herbicidas, el hormigón y el urbanismo sin control hacen que esta especie esté atravesando por un momento difícil y haya pasado en unas pocas decenas de años de ser una de las más abundantes a entrar en retroceso, estimándose en millones el número de gorriones desaparecidos y ahora se encuentra en peligro de extinción.
El polvo de los caminos en el que se revuelcan para desparasitarse se ha convertido en el frío y duro asfalto sobre el que cayó de un tejado este gorrión que yace muerto en el suelo.
Observo la escena y entristezco cuando veo que se acerca su compañero, se aproxima prudentemente y lo mira, trata de reanimarlo y tira de él como queriéndolo llevar, apenas consigue moverlo unos centímetros pero lo intenta una y otra vez, una y otra vez me mira y al final se marcha derrotado y yo no se que hacer, y me viene a la memoria el cuento de Miguel Hernández: "El gorrión y el prisionero".

"Los gorriones son los niños del aire, la chiquillería de los arrabales, plazas y plazuelas del espacio. Son el pueblo pobre, la masa trabajadora que ha de resolver a diario de un modo heroico el problema de la existencia. Su lucha por existir en la luz, por llenar de píos y revuelos el silencio torvo del mundo, es una lucha alegre, decidida, irrenunciable. Ellos llegan, por conquistar la migaja de pan necesaria, a lugares donde ningún otro pájaro llega. Se les ve en los rincones más apartados. Se les oye en todas partes. Corren todos los riesgos y peligros con la gracia y la seguridad que su infancia perpetua les ha dado...."

Un comentario hecho posteriormente a la publicación de esta entrada me obliga a dejaros este otro enlace, no dejéis de leerlo....
y este....

46 comentarios:

  1. ... Y para colmo soy la primera en comentar esta preciosa entrada que sin duda supera la mía.

    Me parece tan triste este fragmento de muerte y de ese acercamiento del compañero...
    Yo aún no soy anciana pero suelo poner pan duro mojaito en agua para verlos comer, bueno mas bien solía hacerlo porque aquí dejaron de estar, desapararecieron...

    Igualmente recuerdo la cantidad de gorriones que caían en mi patio pequeñitos, sin saber bien volar y los mantenía alimentandolos en el patio hasta que un día echaban el vuelo... que bonito era esa sensación de haber participado en esa 2ª oportunidad...

    Deseo que la consiencia humana vuelva a esos origenes donde la naturaleza era parte de nosotros.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. La primera vez que vi una secuencia semejante, el responsable había sido yo, no puedo contar el mal cuerpo que me quedó, era un niño, y todavía recuerdo el malestar.
    Tengo un cuento que escribí para mis sobrinos y mis hijos, los alumnos de la clase de mi hija lo han ilustrado hace poco.
    Es este:

    http://rdelavega.blogspot.com/2011/04/gorrion.html

    espero que te guste, porque hablo de como es un día en la vida de un gorrión.

    ResponderEliminar
  3. http://aymaricarmen.blogspot.com/2011/01/historias-minimas.html
    Te dejo el enlace de mis historias con los gorriones,tengo otras que lo mismo conoces pero no las encuentro...

    Son muy tiernas tus fotos y la historia de estos en el asfalto...

    Y la relación con M. Herández me encanta...
    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Esta claro que estamos acabando con el planeta por los cuatro costados y lo sufrimos todos incluso los animales incluidos los tan populares gorriones. Emotivas, bellas y a la vez tristes imagenes Tejón, un abrazo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  5. Nunca se adelanta nadie en una entrada, cada entrada aunque trate del mismo tema, siempre se hace bajo impresiones y vivencias diferentes. El toque personal de cada uno, hace de cada entrada un mundo muy particular.

    Me ha gustado tu punto de vista pero, lo que no entiendo es el comportamiento del ejemplar que acompaña a su congénere, puesto que los dos son machos, por lo cual, la escena resulta mucho más interesante y misteriosa. Que cada uno piense lo que quiera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A mi los gorriones es de los pajaros que mas me gustan,les tengo cariño.Cuando vivia en Asturias y nevaba les ponia comida en las macetas de las plantas para que comiesen,me daban mucha pena y asi muchos inviernos.Lo mismo que te digo que estoy hasta los mismisimos egg de las gaviotas y en menor medida de las palomas.Con el cuento de que no se las puede tocar cualqier dia van a entrar las gaviotas en casa a comer,de hecho en alguna casa entro,pero como entre en la mia que sale con la pata por delante lo sabe hasta dios.Un par de docenas de halcones y solucionarian lo que se esta convirtiendo las gaviotas en Vigo,en una plaga.
    Un abrazo y aunque las fotos son buenas no me gusto nada verlas,me dio mucha pena de pobre gorrion...

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los gorriones...y me acompañan todo el día, vivo rodeada de árboles y casas con tejados antiguos...y allí viven ellos...
    Cuando mi hija era pequeña poníamos pan en la repisa de la ventana...y era genial verlos acercarse...No hace ni una semana empecé de nuevo a ponerles pedacitos de pan...será la edad, me enternecen estos momentos amigo...
    Y ahora que he visto tus fotos, no te parece que el pobre gorrión se extrañaba por la pérdida de su compañero...
    Gracias por este momento y por poner en mi recuerdo este pedacito de mi Miguel Hernández.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Si es que no sé que decir. Es la cuarta vez que vengo. La última foto es terrible :(

    Te dejo un link a un post viejo de la cueva
    http://cuevalagua.blogspot.com/2010/02/palomas-de-la-paz.html

    (la foto no es mía, más quisiera yo)

    Un beso, Tejón

    ResponderEliminar
  9. Triste entrada, aunque con muy buenas fotos.
    Todo una pena por ese pajarillo y por su compañero o compañera.
    Un Saludo amigo

    ResponderEliminar
  10. Es lo cruel de la naturaleza,en ocasiones nos encontramos escenas así y nos sobrecogen. Como tu bien dices ultimamente ya no se ven tantos gorriones en nuestras ciudades, ni tantos pájaros, algún día los echaremos de menos, para reflexionar, sin duda. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. La sencillez de los gorriones, tan cercanos, tan descarados, tan integrados. En la cafetería principal de la estación parisina de Austerlitz, son una atracción, entran y salen cargados de suculentos manjares que los clientes les dan, o que ellos mismos con su desvergüenza agarran. Son semidomésticos. Un fuerte abrazo Tejón.

    ResponderEliminar
  13. Imagenes enternecedoras.....los gorriones estan desapareciendo, ademas en muchos lugares de fria construccion que no ofrecen huecos se les une los estorninos que los expulsan de los pocos que quedan.
    Buena info!
    Saludos cameperos!

    ResponderEliminar
  14. Duro asfalto, dura vida. Amo a los gorriones.
    Gracias por tu saludo Jesús. Es un placer conocerte.
    Cristina

    ResponderEliminar
  15. Pobrecitos D:
    Yo siempre estoy atenta en las épocas de apareamiento, ara que, cuando nazcan los polluelos y alguno se caiga del nido, no se muera. De echo, en casa tengo a una aventurera que recogí de una cancha de baloncesto.
    Espero que vengan épocas mejores para los pobres.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Los gorriones son pájaros que meten ruido, aparecen y desaparecen y son capaces de sobrevivir, a duras penas en algunas ciudades, pero que le dan vida. Por eso, siempre guardo las migas de la cesta del pan.
    Entrada muy entrañable, para unos pájaros que por comunes y abundantes apenas le prestamos atención.
    Me he leído todos los enlaces. No pensé que se les dedicara tantas entradas a un pájaro tan sencillo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Forman parte de nuestro patrimonio, y si nosotros no cuidamos nuestro patrimonio...

    ResponderEliminar
  18. De todos modos, hay lugares en los que existe una sobrepoblación de estos animales.

    ResponderEliminar
  19. Gracias,Nieves, tu entrada también era muy chula.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. El cuento es precioso,Ruben, ya lo enlacé en la entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Tus fotos eran muy bonitas,Cabopá, y la conversación también.
    Un abrazo, murcianica.

    ResponderEliminar
  22. Las imagenes si que son tristes,seva, pero la realidad es tozuda y se presentó así.
    Un abrazo,campurriano.

    ResponderEliminar
  23. Javier, la escena y el comportamiento a mi también se me hicieron raros pero son una ejemplo cada vez más difícil de ver en los seres humanos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. José Manuel, a todos nos puede gustar más o menos un ser vivo de cualquier especie pero hay que reconocer que todos cumplen una función, las gaviotas acarrean problemas pero a mi me gustan más que una rata, por poner un ejemplo, y sin embargo con ellas investigan en los laboratorios para beneficio de los humanos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Remei, a mi me da la sensación de que los gorriones se han vuelto más esquivos que como los recuerdo cuando era niño.Tendrán sus motivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Desoladora diría yo que es la última foto,Alma, tu entrada era preciosa, ya no la recordaba, era de cuando todavía pasaba por tu cueva a hurtadillas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Gracias,Rafa, por pasar y dejar tú comentario.Me alegro te gustaran las fotos.
    Un saludo, amigo, nos vemos.

    ResponderEliminar
  28. Carlos, cuando los echemos de menos igual ya es demasiado tarde.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  29. Marce, en los campos de Castilla también es un espectáculo ver a los gorriones rebuscando granos de trigo después de la cosecha.
    Un abrazo, grande.

    ResponderEliminar
  30. Los estorninos y las urracas son dos de sus grandes enemigos, y también de jilgueros y miruellos.
    Un abrazo, campero.

    ResponderEliminar
  31. Me alegro de tu vuelta,Cris.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Buena labor,Miu-chan. Gracias por pasar, se te ve muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Valverde, tienes razón, es un poco sorprendente que haya tantas entradas dedicadas a los gorriones, encontré unas cuantas más que las que he enlazado y también eran interesantes y muy bien documentadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Alfonso, cuidamos tan poco el patrimonio, ni el cultural ni el animal,( bueno, tu si, cuida a la perruca).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Goyo, que en algún lugar haya sobrepoblación,no creo que sea perjudicial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. A simplicidade me encanta... por isso os pardais me encantam... eles sempre estão no meu caminho... todos os dias...
    Que postagem deliciosa, tejón... igualmente os enlaces a que nos direciona.
    Obrigada.
    Beijo.

    ResponderEliminar

  37. · Las imágenes lo narran todo. Una historia a la que podríamos añadirles sentimientos humanos... cuando los humanos tienen sentimientos.

    · un abrazo

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  38. "El hombre quedó solitario en su celda, y el pájaro desapareció flechado por el agujero en su cielo y en su aire. No sé qué corazón latería con más fuerza, si el del hombre o el del gorrión. El hombre quedó más opaco en su ser y en su celda, más preso, desaparecidas las breves alas audaces, capaces de franquear hasta los muros de una prisión."_M. Hernández -(Fragmento)

    Conmueven las imágenes que pusiste y el destino de tantos gorriones.

    En este momento hay una despiadada deforestación en Amazonia que está aniquilando a muchas especies destruyendo el hábitat.
    Lamentable y triste .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  39. Cada vez menos pero quedan,ñOCO,quedan sentimientos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Veo Carmela, que conoces el cuento, me alegra mucho. Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  41. Me alegro,Teca, que te gustaran también los enlaces que puse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Escenas como la que narras y vemos en la foto , ponen la piel de gallina, es fácil decir que es ley de vida pero no dejan indiferentes
    Aparte de ello gritar " que Grande es Miguel hernandez" y digo es porque gracias a sus escritos siempre seguirá vivo.

    ResponderEliminar
  43. Gracias,Tomás por pasarte por mi cueva, agradezco tú comentario.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  44. Me alegra encontrar personas a las que le gustan los gorriones.

    Yo tengo uno que cayó del nido (en realidad tiraron el nido a propósito limpiando una fachada). Lo he criado y vivimos justos, es como un perrito, ya va para siete años.

    Cuando veo otros gorriones por la calle me entristece que el mío viva sin otros de su especie, pero se quedó tan pequeñajo y depende tanto de mí, que no podría vivir en otro sitio.

    ResponderEliminar
  45. Que bonita historia la tuya con ese gorrión,Teresa, me encantó.
    Gracias por pasarte por mi cueva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Muy bonita la historia, pero no hacía falta dramatizar citando que el gorrión común (Passer domesticus)es una especie en peligro de extinción, nada más lejos de la realidad. Es cierto que en algunas regiones ha descendido su población pero en otras se considera una plaga.
    Datos:
    En España habitan 10 millones de parejas reproductoras y en Europa se estima que haya entre 54 y 180 millones de parejas reproductoras, si eso es estar en peligro entonces no sé como se debe describir la situación del Águila Imperial ibérica.
    Datos recogidos de SEO/Birdlife y del Catálogo Nacional de especies amenazadas (en el cual evidentemente no aparece el
    Gorrión)

    PD: Aunque uno lo haga con la mejor intención del mundo, siempre debe informarse bien antes de afirmar cualquier cosa.

    ResponderEliminar