Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

19/9/10

LIEBANA- VALLE DE CERECEDA 2ª PARTE


.... caminando por un bosque que huele a tierra húmeda, entre avellanos, nogales y castaños, donde sale a nuestro encuentro el agua fresca de los regatos.....

....llegamos hasta Barrio. Lo invadimos pacíficamente y nos repartimos por sus calles tomando asiento en muros de piedra y soportales.
Salen de sus casas algunos de sus vecinos y ponen cara de sorpresa pues no están acostumbrados a ver multitudes, pero son muy hospitalarios y dan muestra de ello ofreciéndonos higos de sus higueras y alguno se lamenta de no tener café en el puchero para todos.
Decía Don Marcial, (famoso cura lebaniego) en su libro "Los Ripios de don Marcial", que "la salud no está en el plato, sino en el zapato", pero hay que reponer las fuerzas y entre chistes y chascarrilos vamos dando buena cuenta de los bocadillos.

Como si estuviéramos en un museo disfrutamos contemplando sus magnificas casonas, verdaderas obras de arte....
....y sin meter mucho ruido y pacíficamente como lo habíamos tomado vamos saliendo del pueblo....
....que ya se está preparando para recibir el invierno haciendo leña y llenando los pajares de hierba seca.
Con el estomago lleno se nos hace más empinada la cuesta y al coger altura nos envuelve de nuevo la niebla....
.....notamos que no estamos solos pues oímos sonar los campanos del ganado que debe estar paciendo.
Dicen que Liebana tiene tantos pueblos y barrios como días el calendario y debe ser verdad por la cantidad de ellos que vemos desparramados por las laderas.

Llegamos a Dobres creyendo que allí esté el autobús esperándonos pero no hemos caído en la cuenta de que es de dos pisos y no puede pasar por los túneles que hace años hicieron para acceder a estos pueblos, y hemos de continuar andando una hora más....

.....pasando por Cucayo donde también están haciendo provisiones de leña.



Hay que pasar por la Peña de las ánimas con un pequeño humilladero que guarda en su interior un sencillo pero guapisimo retablo que representa a un monje sacando ánimas del purgatorio.



Bajando por el canal de "Las Retuertas", antiguo camino por el que se se entraba y salía de estos pueblos....



.....llegamos a Bárago, otro pueblo precioso que he fotografiado desde la tapia del pequeño cementerio.....

....que también cuenta con magnificas casas de tradicional arquitectura.

Son ya las siete de la tarde, se ha echado la niebla y comienza a caer una fina lluvia...
....en algunas casas ya sale el humo por las chimeneas y me imagino en su interior ancianos arrimados al calor que desprende la leña.

16 comentarios:

  1. Unos paseos llenos de historia, y tu lo sabes transmitir.
    Abrazo grane, grande

    ResponderEliminar
  2. Liebana tiene un significado especial para nosotros,toda esa zona es de una belleza singular,¡buena ruta!.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Las imágenes como siempre preciosas,Tejón, pese a que la niebla quiera disolvértelas. Oye, como me gusta la foto con el retablo del monje, me parece tierna la representación. Muchos saludos

    ResponderEliminar
  4. La ruta es una auténtica maravilla. Me ha gustado especialmente vuestra "invasión" del pueblo. Sí que se preparan para el invierno: tiene que ser potente.
    Un abrazo, tejón

    ResponderEliminar
  5. Precioso recorrido y a más con el encanto de la niebla y la fina lluvia,...
    Me ha encantado eso de que la salud no está en el plato, sino en el zapato,...
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Una vez más es un placer visitarte y disfrutar de todo lo que nos enseñas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Yo también quiero invadir la Liébana, Tejón. Si tengo suerte, lo haré el primer fin de semana de Octubre

    Me encantaron las fotos, la niebla les da ese encanto especial de cosa soñada. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Con niebla o sin niebla tu tierra es preciosa,con esos montes hechos para andar y disfrutar de la naturaleza.Preciosa entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ay tejon... que envidida sana me das.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jesus, que tierruca la tuya aun con niebla es inmensa su belleza, esos valles, con esa luz, y no me olvido de la muchacha encima del burro con las lecheras.

    ResponderEliminar
  11. Siempre que voy a Liébana me acuerdo de ti Fermín.
    Un abrazo.

    Fosi, en la entrada anterior me comentabas lo de Aniezo, conozco el pueblo pero cuando aún no habian hecho lo del parque del agua.
    Gracias por los comentarios, un saludo.

    No se el valor artistico que tendra el retablo Marce, pero a mi tambien me encantó por su sencillez.
    Un saludo.

    Xibeliuss, buena envidia me diste con la entrada de los tejos pero los servales tambien son bien guapos. Y el invierno en Liébana sobre todo en los pueblos más altos te puedes imaginar, aunque frio no creo que pasen a la vista de las provisiones,y el orujo tambien ayuda.
    Un abrazo.

    Despues de darle bien al zapato lo mejor para la salud es un buen plato ¿no crees José Antonio?
    Un abrazo cantabrico.

    Me alegro mucho de compartir con vosotros mis andanzas Jose.
    Un abrazo amigo.

    Alma,espero que puedas venir y no te encuentres con los de las motos, mejor ver un oso.
    Un abrazo de cueva a cueva.

    Pili, José Manuel, que gratificante ha sido vuestra visita a mi tierruca y que buenos momentos hemos pasado.
    Un abrazo amigos.

    Un abrazo antes de que se me olvide y despues me riñas Arena, jajaja.
    Vamos que venir a Liebana y acordarte solo del licor, y eso que dices que lo bebio tu cuñada jejejeeje
    tienes que volver.
    Otro abrazo por si acaso.

    ResponderEliminar
  12. Qué maravilla de lugar, qué delicioso paseo, qué fotos, con qué acertadas palabras nos ilustras, qué risa lo del autobús, qué placer disfrutar del entorno, qué envidia me corroe...
    Un abrazo a tus piernas!
    (La entrada anterior igual de buena..., es que se me acumula la faena!)

    ResponderEliminar
  13. Gracias Transi por la visita y el comentario.
    Mis piernas bien pero las uñas de los pies las tengo negras jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Solo con estas fotos y estas explicaciones, ya he hecho la excursión por mi tierruca, yo también.Gracias por este .placer

    ResponderEliminar
  15. Gracias Diana por el comentario.
    Un abrazo.

    Bienvenida a mi cueva Lola, me alegro que te guste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar