Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

1/3/10

PLAYA DE TRENGANDIN

El sábado, obedecí las recomendaciones dadas por Protección Civil y no salí de casa por miedo a la "tormenta perfecta". Como dicen que después de la tormenta viene la calma ayer Domingo me acerque hasta Noja, una de las llamadas Siete Villas para traeros hoy a mi cueva unos parajes y una playa la mar de naturales y mejor conservados de Cantabria.

Esta es la playa de Trengandin, que más que playa debería llamarse playón pues tiene una longitud de casi 6 Kms de fina arena y con la marea baja deja al descubierto unos arrecifes espectaculares que ayer con marea alta apenas asomaban un poco las crestas por encima de las olas.

Esta la playa rodeada de una pequeña cordillera de montes y colinas de tipo calcáreo, con una vegetacion singular donde se confunde el encinar cantábrico con la flora dunar y donde podemos encontrar desde hinojo marino, pasando por el brezo, tojo o el laurel.

Al final de la playa nos espera el monte de "El Brusco" y a sus pies en el acantilado las ruinas de una batería militar napoleónica del año 1797.

El monte y el mar están en permanente lucha, unas veces es el mar el que parece que pierde la batalla cuando se retira al bajar la marea y otras es el monte el que parece rendirse cuando le envuelven las aguas.

Aquí, en estas escaleras comienza la subida a El Brusco que sirve de atajo para los peregrinos del Camino de Santiago que vienen por la costa y antes de llegar al albergue han de cruzar toda la playa.

Hay que mirar bien donde se pisa pues el terreno es muy rocoso y bastante resbaladizo, sobre todo cuando llueve o cuando el mar embravecido y el viento empujan las espumas del mar como si fuera niebla por las laderas. Esta flecha marca el Camino de Santiago, al final las rocas de la cima aun no nos dejan adivinar que nos encontraremos al otro lado......

....enseguida queda despejada la incógnita y el espectáculo que se ve es tan grandioso que hay que frotarse los ojos, pues no parece real la explosión de naturaleza y vida que hay al otro lado del monte: Santoña, la playa de Berria y al fondo de la foto El Penal de "El Dueso". Ahora comprendo yo porque se llama penal, pues triste tiene que ser estar encerrado viendo la belleza que hay en el exterior...

...la desembocadura del río Asón...

....y la Reserva Natural de las Marismas de Santoña en todo su esplendor y con toda su riqueza piscicola y ornitológica.

Y a mis espaldas, Treangandin, que aunque suena a diminutivo a mi me parece que esta playa y su entorno son muy grandes.

Este grajo volando por encima de las olas nos dice adiós.

14 comentarios:

  1. Tejon,espectacular de una belleza sinigual.Lo de la tormenta perfecta mas creo que fue mas ruido que nueces.Aqui paso sin pena ni gloria,casi soplaba mas viento esta mañana.Con estos reportajes vamos conociendo la belleza de tu tierra y esas playas espectaculares.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Tejón! que fotos más bonitas de mi zona. Menuda ilusión me ha hecho ver Tregandín y Helgueras.

    ¿Sabes? aquí, en Mallorca, el hinojo marino se adereza con vinagre y se come en las ensaladas y está buenísimo.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  3. Paisajes del verano del 2009. En la zona del fondo de la primera foto, estuvimos dando un largo paseo. El molino de mareas y las marismas de Noja, fueron otras de las zonas visitadas. Cuanta belleza.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Que hermosa tierra, Tejón. Que razón tienes con el Penal del Dueso...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ESta ruta me la apunto!

    Pero al final la tormenta no fue para tanto, no?

    ResponderEliminar
  6. Una vistas preciosas sobre todo El Penal de El Dueso.
    Un abarazo Tejon

    ResponderEliminar
  7. Has vuelto a redescubrir el domingo, después de tantos meses de días idénticos. Hace años a las cárceles les llamaban Centro de Cumplimientos Cerrados, porque así sonaba más bonito.

    ResponderEliminar
  8. José Manuel, animate a enseñarnos en tus vivencias algo de las Rias Bajas.

    Anjanuca,seguro que el hinojo de Trengandin es más sabroso.

    Fermin, este verano otro paseo, y te ayudo a subir a el Brusco.


    Xibelius,tu tierra tambien tiene sus encantos y ademas tu la retratas muy bien.

    Diana, la perruca se volverá loca corriendo por la playa.La tormenta pasó sin pena ni gloria.

    Arena,gracias por pasarte y deseo que redescubras pronto los domingos como dice el amigo del Alto Sil.
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  9. Cuenta con ello,ire mostrandote las rias Baixas,mirare por mi archivo que algo tengo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ah!!!! La cabecera de mi blog es la playa de Samil en Vigo

    ResponderEliminar
  11. El Tuerto de las Estacas de Trueba4 de marzo de 2010, 12:13

    Coño, contigo conozco Cantabria; Revilla se queda corto en su exaltación a la Cantabria Infinita.
    Ya sabes el refrán ¿verdad? Cuando el grajo vuela bajo......

    ResponderEliminar
  12. .............hace un frio del carajo.

    ResponderEliminar
  13. Hoy he venido a un SPA de Noja y he aprovechado la mañana para hacer la ruta de la playa con mi mujer. Es una maravilla el paseo por la arena mojada y finalizar con la subida al Brusco.

    Gracias tejón por la recomendación, mañana daremos un paseo por la playa del Ris antes de volver a casa.

    ResponderEliminar
  14. Escribo de nuevo para comentar que hoy he descubierto un paseo por la costa entre la playa de Ris y la de trengandin que es una maravilla: http://www.cantabriajoven.com/noja/rutas/paseo.html

    ResponderEliminar