Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

5/12/09

LA LEÑA



Dicen que al invierno no se lo come el lobo. Miro esta pila de leña y noto calor, veo la lumbre encendida, y oigo crepitar la madera, y veo salir, chispas por la chimenea, y escucho los romances y leyendas, que se cuentan alrededor de una hoguera. Y huele.... a pan de leña.

11 comentarios:

  1. Yo miro esta pila de leña y me da ...mucha tranquilidad pera todo el invierno.
    Un abrazo tejón

    ResponderEliminar
  2. Yo la veo y comienzo a saborear la tierruca.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  3. Y seguro que recuerdas la sudada pillada para cortarla, guardarla apilada en la socarrena... Ja,ja.
    Mas adelante te cuento si nos vemos para fin de año.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. En las noches más crudas del invierno, cuando mi padre no podía salir a la mar, en la vieja casa donde nací; nos reuníamos al calor de la lumbre.
    La luz tenue de la única bombilla que iluminaba la estancia apenas conseguía iluminar toda la cocina. El fuego de leña en el hogar hacia que las sombras interpretasen fantasmagóricas danzas en las paredes y los rostros se encendían de escarlata con el calor de la lumbre. ¡Era el momento de las historias!
    Nuestro padre con voz lúgubre nos contaba como había visto una vez la “Santa Compaña” en una noche sin luna. Las almas en pena de los que no podían descansar en la otra vida, vagaban por las calles de la villa tan solo iluminados por la tibia luz de los cirios que portaban en sus esqueléticas manos. Él (seguía contando) se quedó paralizado con el temor que sentía ante tan funesta aparición y pudo ver con todo detalle, como se dirigían hasta una puerta de la vecindad donde se detuvieron, para entre murmullos, recitar una indescifrable salmodia ante su umbral, para luego desaparecer como si nunca hubiesen estado allí.
    Pero la historia no terminaba ahí en ese momento, por que a la mañana siguiente los gritos que provenían de aquella casa, (si, la casa que visitara la “Santa Compaña” esa noche, y que mi padre había visto con sus propios ojos), anunciaban la muerte de uno de sus moradores.

    Yo me acurrucaba en el regazo de mi madre, muerto terror y rezaba para que esa fantasmagórica procesión de espectros, nunca se detuviese en la puerta de mi casa.

    ………………………

    Y todo esto lo ha traído a mi memoria la leña y el recuerdo de su olor al quemarse en el hogar en aquellas largas noches de recio invierno gallego.

    Apertas

    ResponderEliminar
  5. Coincidireis conmigo en que "homesdepedra" nos ha hecho un relato que por si solo merecería una entrada en este blog.
    Nuestro amigo Manuel nos ha deleitado con su escrito y ha recogido y dejado perfectamente explicado lo que casi seguro que a todos nos transmite la foto de la leña.
    Gracias en nombre de todos Manuel.

    ResponderEliminar
  6. A mi verdaderamente,que la poesia no es lo mio,ni creo que lo sea.La pira de leña me recuerda trabajo,para cortarla y el humo del copon que suelta como la chimenea no este bien,yo soy de pueblo,pueblo y la leña la utilizabamos para encender el carbon.
    Eso si las fotos estupendas.Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola José Manuel, yo tambien soy de pueblo y tambien he acarreado con leña y lo he pasado jodido en el monte,pero me gusta el calor de la lumbre y las chimeneas de leña.
    Y puedes comprobar que escribir tampoco es lo mio
    Un saludo y te sigo. El madrid va ganando.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento mi intencion no era ofender.Soy un poco bruto,pero dige lo que pensaba en ese momento.Me gustan esos paisages tan bonitos que pones y me gustaria saber donde estan,aunque creo saberlo,Lo mejor esas personas repoblando el acantilado.
    Un saludo y Ala Madrid!!! aunque seamos los que peor jugamos

    ResponderEliminar
  9. No me has ofendido para nada hombre.
    Los paisajes son de Cantabria pero poco tienes tu que envidiar siendo asturiano y pa remate viviendo en Galicia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. De que zona concretamente,yo soy un gran viajero y suelo ir a conocer lo que me parece bonito,estube en Santander capital, el verano pasado,y me quede con las ganas de ver mas.Este verano o primavera seguro ire a visitar Santander y me gustaria ver lo que publicaste.
    Un Saludo

    ResponderEliminar