Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

11/10/08

LA CABAÑA DEL ABUELO PEUTO





Decia Victor Manuel hace bastantes años : " El hombre que inventó la caridad, inventó al pobre y le dio pan".
El Nobel portugués José Saramago en una entrevista que leí también hace unos años, al ser preguntado por las palabras, Libertad, Justicia y Caridad contestó que las pondria en ese orden pues sin Libertad no puede haber Justicia ni Caridad. Sin Justicia no puede haber Libertad ni Caridad y la Caridad es lo que queda cuando no hay ni Libertad ni Justicia .
Conclusión ; La Libertad y la Justicia no llegan y la Caridad no resuelve los problemas de este mundo. Con esta crisis global con que nos amenazan¿ alguien se puede creer ya esos cálculos de las Naciones Unidas para erradicar el hambre en el mundo para el año 2015?
Si a esto añadimos el escandalo y el desanimo que han originado la gestión de O N G S como Anesvad o Intervida ¿podeis pensar que esto no es como para decir " apaga y vamonos y el último que cierre"? ¡pues no !.
Hoy quiero ser optimista y pensar que mientras existan personas como Ernesto Bustio "sobran razones"( como decia Alberti) para pensar que no todo está perdido.
Es Ernesto un hombre excepcional que he tenido la satisfación de conocer este año ademas de sencillo, amable, generoso, distinto ........... Empeñado en sensibilizar a la gente sobre las desigualdades norte-sur. Es el fundador de una O N G llamada El Brezo y cuyos objetivos son evitar el racismo, combatir la pobreza y crear una conciencia solidaria a traves de las imagenes .
Para ello dispone de un archivo con 60.000 diapositivas tomadas en 70 paises. Imagenes tomadas en dos viajes. El primero de ellos de 27 meses por Africa y America Latina, y el segundo de 9 meses por la India, Europa, Egipto, Nepal, Paquistán, Irán y Turquia.
Su generosidad le ha llevado a donar todo este material a la Universidad de Cantabria, para que se haga cargo de digitalizarlo con la ayuda de la Diracción General de Cooperación Local y Asuntos Europeos.
El objetivo final de esta digitalización es ponerlo a disposición de colegios, institutos, asociaciones e instituciones para realizar, charlas, proyecciones y exposiciones donde por medio de las imagenes dar a conocer la situación real del tercer mundo.
Entre las actividades de el Brezo, tambien están la colaboración con otras O N G S, en Guatemala y la ayuda prestada a Movimiento Sin Tierra, Niños de la Calle en Brasil, y en los desastres naturales del huracan Mitch y el Tsunami etc.
La semana pasada tuve la ocasión de disfrutar de su hospitalidad compartiendo cena con él y alguna de las personas que colaboran de forma voluntaria y altruista en el mantenimiento y conservación de un albergue para peregrinos en la localidad de Guemes.
Este pueblo, es el lugar de nacimiento de Ernesto y a él retornó tras años de pastoreo en el Pirineo y despues de ordenarse sacerdote.
La que fuera casa de sus padres, la ha convertido en albergue y lugar de encuentro, hace ya 25 años, y desde 1999 acoje a los peregrinos que hacen el Cámino de Santiago por la costa .
Este año han superado el número de 2000 y desde sus comienzos son ya más de 9000 los peregrinos que han pasado la noche en La Cabaña del Abuelo Peuto.
Las instalaciones contaban con 15 plazas pero este año han acabado una ampliación hasta alcanzar las 50.
En el albergue no se ofrece solo el alojamiento para el descanso, pues sin poner precio dan cama, cena y desayuno, intercambian experiencias , pues antes de la cena se reunen en la biblioteca se da información sobre la etapa que han recorrido así como la historia del albergue y su relación con el Camino, " Y el Camino con relación al otro Camino que es la Vida ".
Despues de una sopa de ajo, albondigas , un trozo de quesada pasiega, café y orujo de Potes no me habría importado pasar la noche escuchando a este hombre narrando las vivencias, experiencias y dificultades de toda una vida dedicada a los demas, pero eran ya las 12 de la noche y los peregrinos tenian que descansar.
Si alguna vez pasais por La Cabaña del Abuelo Peuto, no dudeis que sereis bien recibidos por Ernesto " El cura de Guemes ".

6 comentarios:

  1. Muy buena la historia que nos transmites. Refleja la vida de un hombre que ha vivido la experiencia de abrir su mente y ver que hay otros mundos.
    Aquí nos preocupamos por la crisis económica y nuestros ahorros, mientras en el Tercer Mundo, piensan en SOBREVIVIR, cuanto tenemos que aprender de personas como esta. Muchas gracias por compartir esta experiencia.

    ResponderEliminar
  2. José Antonio: me alegro que te haya gustado esta historia.A esta gente que entrega su vida a los demás tendrian que dedicar más espacio todos los medios de comunicacion y no a contarnos las andanzas de Paquirrines ni de duquesas de Alba.

    Salud y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este verano han estado mis tios de Bezana con él, ya que a los que no puede acoger los envia a Bezana y mi tia les da habitación.

    Ya había oído que es una persona excepcional.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No sabia que tus tios le conocian haber si un dia coincido con ellos y sacamos el tema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Tanto da si vas de peregrino, como de voluntario como de visitante,sin más.Siempre eres bien acogido y nunca ves la hora de cortar la tertulia tan cálida que se forma en torno a la lumbre del abergue escuchando las charlas tan interesantes de Ernesto o la cálida voz de Luisbel que nos deleita con sus sentidas canciones(que os cante "palabras para Julia" versiones de grandes poetas.No olvidemos la potente voz de Marifeli, que lo mismo nos hace un arroz a su estilo que acompaña a Luisbel y su guitarra.No quiero olvidarme de nadie, pero tengo una larga lista de nombres de personas de las que Ernesto con su buen hacer ha sabido rodearse: Mila y Narci,Ana Mari y Quintín,Paco y Marisol,Juan, Paco,Ruth,Omar,Marisa,Judith,Toniuca y José
    Manuel,y tantos más...Todo es fruto del coraje de Ernesto.Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Maribel,me considero afortunado por haber podido compartir con Ernesto mesa, chimenea , por tener alguno de sus libros y no me cansaré nunca de ecuchar sus vivencias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar