Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

30/5/13

MUSEO DE "URSI"

 Si estuviste en Aguilar de Campoo y no visitaste el "Museo de Ursi", creo que cuando veas estas fotos te va a pesar.
 Es este un museo tan entrañable, tan cálido que aunque haga frío en él casi no hace falta calefacción,  sus tallas de madera desprenden calor, esos viejos troncos de olmos enfermos que se secaron, en las manos de Ursicinio Martínez recuperaron la vida y provocan al contemplarlos un sin fin de sensaciones, ternura, alegría, pena, tristeza y grandes tentaciones de ser acariciados.
 Y puedes hacerlo, porque es un museo donde dejan tocar y fotografiar, y claro, tocas y fotografías y no te cansas de recorrer sus instalaciones, subes escaleras y las vuelves a bajar por si te has dejado algo atrás.
 Y pasas la mano por el pelo y las coletas de las niñas que saltan a la comba y juegan al "corro la patata"....
 ....devuelves la sonrisa a la sonriente virgen y su también risueño niño de suaves y vistosos colores.
Podrás asomarte a los corredores de la casa que el mismo "Ursi" restauró para hacer su museo...
.....y te puedes introducir en las galerías de las minas de Guardo donde trabajó siendo bien joven....
.... y por eso supo reflejar en su obra tan bien el esfuerzo y lo ingrato del trabajo bajo tierra.
Todas las obras por increíble que parezca están hechas de una pieza, si también el pelotón de los ciclistas....
...y la soga que se yergue como si estuviera escuchando la música de un encantador de serpientes.
Yo dejo la puerta abierta para que entréis en los enlaces que he marcado, pues apenas es nada lo que aquí he enseñado para lo que guardan en su interior las tres plantas del museo y la solana.

Por no seguir hablando de la "senda de Ursi" que pienso hacer este verano, (si llega, porque como siga así.)

En este enlace os asombrará conocer la historia de los billetes falsos de "Ursi".

23/5/13

" SOLO CON LAS ALBARCAS,

....descalza, sin alpargatas ni calcetínes de lana, y  "pa" que no se me enfriaran los pies metía en ellas un puñado de hierba seca, así iba, desde bien chica a cuidar las vacas al "prao" las peñas".

15/5/13

15-M- QUIEN MUERE


Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando esta infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.
Muere lentamente, quien se pasa con los demás, quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante. 

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta de un asunto que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe.


Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una esplendida felicidad.
Depende de
como lo vivamos…

Si te vas a calentar,
que sea al sol.

Si vas a engañar, que sea a tu estomago.

Si vas a llorar, que sea de alegría.

Si vas a mentir, que sea la edad.

Si vas a robar, que sea un beso.
Si vas a perder,

que se pierda el
miedo.

Y si existe hambre,
que sea de amor

Si es para ser feliz...
que sea todo el tiempo!!!
PABLO NERUDA

Con esta entrada he querido homenajear al movimiento del 15-M y no encontré mejor forma, que añadir a mis fotos la palabra y la poesía de mi admirado Pablo Neruda. Todo el texto  es suyo. Siento defraudar a quien haya creído que era mío, ¡¡que más quisiera yo!!.
Aún así, gracias a todos por vuestros comentarios.

6/5/13

EL ÁRBOL SOLITARIO

Nació varado,
 tenía toda una vida,
 todo un mar por delante,
 pero nunca navegó.

 Nunca levó su ancla,
 nunca tuvo nostalgia.
 Nunca a nadie amó,
 y nunca a nadie esperó.

 Allí lo tuvo todo.
 Suyo fue el viento,
 suyo el agua,y suyo el sol,
 suyos los trinos del pájaro,
 que en sus ramas anidó.

1/5/13

PASIEGOS

  Hace ya más de mil años y todavía sigue siendo un misterio el origen del pueblo pasiego que vino a poblar estos valles y estas montañas, y a pesar de que teorías no faltan  el secreto sigue  bien guardado.
Las primeras menciones escritas donde se nombra a los pasiegos se recogen en un documento del sigloXI donde el Conde D. Sancho y su esposa Doña Urraca decretaba que: "Todos cuantos vivieran bajo la dependencia de la Abadía de Salvador de Oña y poblasen el extenso territorio, que incluía los Valles de Pas, tendrían la potestad de aprovechar con  sus ganados los pastos y los seles (lugares donde se recogen las gallinas), sin obligación de pagar montazgo (impuesto que gravaba el transito de las reses por el monte).
 Desde entonces los pasiegos han formado un pueblo muy diferenciado del resto de los que pueblan la cornisa cantábrica basando su economía en la ganadería, adaptandose a todo tipo de dificultades del terreno y soportando una climatología muchas veces adversa.
El uso de unas formas de producción que les son propias, el manejo y la cría del ganado, los medios de transporte y un buen numero de singularidades, forman parte de los peculiares rasgos culturales y etnográficos de los pasiegos.
 La orografía  ha modulado la personalidad de los pasiegos y su adaptación  al territorio sin duda ha de ser tan dura como la del tejo que crece lenta y pacientemente arraigando sus raíces en la piedra.

 Solo los pasiegos son capaces de humanizar este entorno hostil utilizando como nadie los recursos naturales, la piedra, la madera, el agua y ni el tiempo ni los avances de la vida moderna parecen alterar los valores y la cultura de un pueblo y unas gentes, de marcado carácter individual y reservado, que se han convertido en verdaderos arquitectos del paisaje.

 La cabaña pasiega es el más destacado de los elementos del patrimonio pasiego.
 Cerca de 10.000 edificaciones de este tipo con sus cercas de piedra,  se dispersan desde lo más profundo del valle hasta las más altas praderas.
 La ermita de Nuestra Señora de las Nieves fue testigo hace unas semanas de todo lo que más arriba cuento y de unas horas de animada charla con Joaquín y "Tinina".
 Aunque mirando un poco hacía la verde ladera la vida no se detiene, Joaquín y Tinina cesan en sus labores cuando nos ven llegar.
Ella que está cargando verde recién segado en el cuevano se acerca  hasta el muro de piedra y en  el corto trayecto, en un gesto de coquetería, se desprende del gorro de lana que lleva cubriendo su corto pelo.
 Joaquín nos está señalando una cabaña con el techo caído que se ve diminuta en lo alto de la montaña, donde nació hace ya 86 años.

Apoyado en una larga y brillante vara de avellano se queja de un dolor que le ha entrado hace unos días en las piernas:

- Los hijos me han dicho que baje al médico a Selaya, pero no, que ya se yo lo que pasa, que de Selaya me van a mandar a Santander y a Santander si que no bajo yo, esto mio va a ser de los fríos y de las nevadas que este año han caído como hace años no recordaba.

- ¿No le gusta la nieve?

-No hijo,no, me pongo todavía nervioso cuando nieva y me entra un desasosiego cuando veo nevar que ni dormir puedo, me viene a la memoria cuando tenía ocho años y  veía pasar muertos de frío a los huidos de la guerra por aquellas montañas.

 El mico de Tinina es testigo de la conversación:

-A mi si que me duele la espalda de llevar el cuevano por las cuestas.

-Esta si que ha tenído una vida dura, dice Joaquín, pero no le ha quedao más remedio que tirar "palante".

- Es que en la vida no hay más que dos caminos, o "palante" o "patrás". Es muy duro perder los hijos jóvenes  pero "palante" hay que tirar.

Más de una hora hablando con ellos y no nos dejaban marchar, Joaquín nos cuenta de la "mili" en Navarra, que allí nada aprendió , el que sinvergüenza marchó  sinvergüenza volvió.

-Antes de marchar me tenéis que dejar sacaros unas fotos.

-Que prisa os entró, ¿no tendréis que ir a ordeñar?, todavía no he recogido los huevos a las gallinas yo.

-Bueno, vale, saca las fotos pero con una condición, nos las tienes que traer.

Allí dejamos a Tinina cargando el verde con el cuevano y a Joaquín apoyado en el muro de piedra.

Dos semanas después volvimos con las fotos y quedamos invitados en agosto a la fiesta de Las Nieves.