Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

26/6/12

LOS MIRADORES DE CASTRO VALNERA

 Esta ruta es una de esas que  se tienen en la carpeta de pendientes y pendientes fueron las que hubo que subir para llegar hasta los miradores del Pico Valnera.
El  Castro Valnera con sus 1.718 metros de altitud es el pico más alto entre Los Pirineos y Los Picos de Europa y la cumbre más alta de los Valles Pasiegos  y es la divisoria entre Cantabria y la provincia de Burgos.
 A pesar de su baja altitud estas montañas son de origen glaciar y sus cumbres están cubiertas en invierno por la nieve y la mayor parte de los días del año por la niebla siendo la zona de mayor densidad de lluvias de Cantábria, de hecho podemos decir que estamos en el botijo de Cantabria pues las aguas que bajan por los numerosos   arroyos y torrenteras alimentan al río Pas, uno de los ríos más caudaloso y principal de la región.
 Partiendo de unos trescientos metros de altitud la ruta está considerada de dificultad media-alta pues en apenas seis kms hemos de ascender hasta los 1.123 metros que hay hasta el Pico Colina.
Atrás va quedando la parte boscosa y por delante tenemos toda la zona desforestada que durante años ha servido de pasto de las vacas de raza pasiega hoy casi por completo desaparecida aunque se está tratando  a base de subvenciones su recuperación.
 De estas despobladas laderas ha salido durante años madera para multitud de aprovechamientos, con ella se han construido barcos, se han alimentado hornos de fundición, se han puesto traviesas de ferrocarril, construido muebles y alimentado lumbres y chimeneas para dar calor.
 El abandono de la ganadería hace que poco a poco la naturaleza vaya  trabajando despacio y van apareciendo en una primera fase los helechos y los brezos, después aparecerán  pequeñas formaciones boscosas y lentamente el bosque se irá recuperando, tendrá que luchar con la ancestral costumbre de hacer fuego que siempre tuvieron los moradores de estas tierras y que resulta de difícil desarraigo.
 Los dos intentos anteriores por subir fueron suspendidos por la niebla, hoy el día está despejado pero las nubes empiezan a rondar sobre nuestras cabezas y su sombra se posa por las empinadas laderas.
Cada vez está más lejos Pandillo, allá al fondo del valle.
 Seguimos subiendo,  las nubes cada vez cobran mayor presencia,  se deslizan y juguetean por las cumbres del Castro Valnera.
Hemos llegado a la zona más alta de la ruta, desde donde disfrutamos de una de las vistas más bonitas del pico, hasta su cima aún quedan más de quinientos metros de subida pero hoy no es ese el objetivo que se puede hacer más fácil y con menos dificultad subiendo el Puerto de Lunada a 1.317 metros de altitud.
 Una babosa negra se está dando un festín mañanero con las setas que tanto abundan por la zona.
 No es fácil pero tampoco imposible ver orquídeas silvestres de gran belleza.
 Comienza el descenso y pasamos por una zona de cabañas y viviendas ya en estado de abandono. Según un censo elaborado por la Consejería de Ganadería hay en esta singular comarca de Los Valles Pasiegos unas diez mil construcciones de esta arquitectura tradicional, un verdadero patrimonio cultural que si no hay quien lo remedie acabará en su mayor parte por los suelos.
 La bajada tiene su dificultad por el desnivel y las torrenteras de piedra que hay que cruzar....
 .....el sol no puede con el rocío y la humedad caída durante la noche  hace que el suelo esté muy resbaladizo.
 De nuevo entramos en la zona más baja donde el bosque ha recuperado el terreno y los arroyos deslizan sus aguas en multitud de pequeñas cascadas....
 ....que forman pozas donde apetece darse un baño refrescante.
 Otro ejemplo típico de la arquitectura pasiega es ver aún en bastante buen estado de conservación al lado de la casa vividora, esta otra construcción de piedra más pequeña que se conoce como "fresquera" o bodega donde se conservaba la matanza y otros alimentos.
 El verde forma un manto y no puede faltar al lado de la cabaña el fresno, árbol mitológico para la tradición celta (origen de los pasiegos según algunos estudios) que servía para ahuyentar los malos espíritus y protegía de las tormentas.
 De la armonía con la naturaleza y el amor que el pasiego siente por su tierra da idea  esta forma de cubrir el contador de la luz para no desentonar con el medio natural. 
Si os sorprende la belleza de estos lugares y estáis interesados en conocerlo, ahora es el momento, antes de que se lleven a cabo los planes  que se ciernen sobre estos valles y estos montes poniendo en peligro su estado natural con la pretensión que tienen nuestros políticos de construir un teleférico sin tener en cuenta el impacto medio ambiental.
Una vez más parece ser que no ven otra manera de salir de esta crisis económica que nos ahoga que malgastando millones de euros con estos proyectos que de llevarse a cabo a la larga resultan deficitarios económicamente y causaran daños irreparables.
El tiempo puede ser un buen aliado en esta causa que ya han denunciado grupos ecologistas pues de trescientos sesenta y cinco días que tiene el año casi trescientos están cubiertos por las nubes.
He dejado para el final otra de las razones por las que se debe conservar todo este entorno en su estado actual.
Esta flor que veis es la "lilium pirenaica", ejemplar rarísimo y muy difícil de encontrar que dejamos atrás y que gracias a José Antonio y su mujer que bajaban un poco más retrasados pudimos ver en las fotos que sacaron y que después me han mandado. Desde aquí quiero darles las gracias, ganas me dieron de volver cuesta arriba hasta encontrar esta maravilla.

21/6/12

PENSARES Y PESARES.

¡Ay!. Cuando el amor muere el corazón pesa y queda sumergido en lo más profundo de un cauce como los cantos rodados de un río, y piensas que como la cara oculta de la luna jamás volverás a ver el sol.
No dejes que el amor se muera, renace y espera, no sabes igual que no saben los cantos de los ríos que un día vendrá una riada que te acercará a la playa y quedarás  expuesta a los rayos del sol,  serás libre y te acariciaran las olas.

15/6/12

SAN SALVADOR DE CANTAMUDA

 A los pies de Peña Labra , entre los limites de Palencia y Cantabria, la primavera se manifiesta de todas formas y colores que  tras el crudo invierno aparecen por regatos y laderas.....
 .... destacando los amarillos de la genista, ( más conocida por aquí como escoba), los azules y morados del brezo, el blanco del rosal silvestre.... Muy cerca de este vergel se encuentra San Salvador de Cantamuda, un pueblo con leyenda.

 Tiene este bello pueblo palentino una joya del románico, un templo de casi 900 años con una espadaña de tres tramos y dos cuerpos de campanas. "Según la leyenda, la iglesia fue levantada por la mujer de un conde que, devorado por los celos, quiso enviudar mandándola a paseo de noche en una mula ciega, vieja, coja y falsa, guiada por fámula muda, pero la acémila no se despeñó y la muda cantó (de ahí el nombre del lugar) alabanzas al Salvador. No era para menos".
 Conserva este pueblo, bañado por las aguas recién nacidas del río Pisuerga, todo el encanto y la sobriedad de los pueblos castellanos donde la vida transcurre sin sobresaltos y  donde se pueden ver aún a las golondrinas anidando bajo sus aleros y balcones y en el centro del pueblo conserva el Rollo jurisdiccional o Picota del siglo XVI que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1960. En estos rollos que aún se conservan en muchos pueblos palentinos era donde se ataba con cadenas a los condenados, para exponerles a la vergüenza publica antes de ser condenados.

En este pueblo que durante el invierno pasa largos días casi sepultado por la nieve, cuando llegan los primeros calores hasta el sol parece que camina más despacio y se muestra perezoso para esconderse en el horizonte entre los últimos neveros que quedan en las montañas.

9/6/12

CAMINANDO POR LA VIDA,4ª ETAPA.

 
En tiempos no muy lejanos, toda la comarca sufrió un intenso proceso de deforestación que junto con la organización del espacio pasiego, tiene también mucho que ver con el paisaje actual.
 Toda la ruta nos proporciona una estupenda oportunidad para contemplar las caracteristicas y peculiares formas de vida de los pasiegos, los elementos que definen una cultura que en su momento supuso toda una revolución y ejemplo de desarrollo de las comunidades y las montañas cantábricas.
  783 metros de denivel positivo, se notan en la forma de apoyarnos en los bastones.
 Las nubes amenazaron toda la jornada pero apenas cayeron cuatro gotas.
 Pasamos por el alto del caracol, la forma de concha que tiene el pequeño pico de la foto da nombre a estos prados a más de 800 metros de altitud  que frecuentemente se ven cubiertos por la niebla.
 Desde el Pico Giniro tenemos una buena vista del valle hacia donde nos dirigimos.....
 ......y hemos de hacerlo bajando empinadas cuestas para salvar los 1033 metros de desnivel que nos separan del valle....
 ....donde nos esperan manadas de vacas pastando y fresnos que comienzan a dar los primeros brotes.
 Atravesamos robledales  muy bien conservados y de gran belleza.
 La siguiente etapa que no podré hacer por obligaciones de tipo familiar,(me cachis en la mar) discurrirá por los Picones de Sopeña, esas montañas que se ven al fondo de la foto, metidos entre nubes y que separan Selaya de La Vega de Pas.
En el centro de Selaya, concretamente en el barrio de la Soledad, nos encontramos con uno de los pocos rollos heráldicos de Cantabria. Porta entre otras las armas de Miera y Sámano y data del siglo XVIII.

5/6/12

QUERCUS, ÁRBOL HERMOSO

 Cuando me flaquea el ánimo y me invaden pesadumbres y malos pensamientos me refugio bajo esta encina matriarcal que me acoge bajo su espesa sombra. Allí encuentro paz, respuesta a todas mis dudas y desaparecen de mi interior sinsabores y malos momentos y allí van naciendo, bajo su redondez, las semillas que voy dejando....
 .........avellanos....
 ....tejos.....
 ......laureles.....
....y acebos.
QUERCUS VIENE DEL CELTA, LOS CELTAS LLAMABAN A LA ENCINA: 
"ÁRBOL HERMOSO".