Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

31/8/09

LA MUSICA DE PREISNER

Un amigo que ha estado recientemente en las minas de sal de Wieliczka, en el entorno de la ciudad polaca de Cracovia, me ha recordado la música de Zbigniew Preisner, compositor polaco, autor de numerosas bandas sonoras de películas como: El jardín secreto, La doble vida de Verónica, y de la trilogía de el director de cine, también de origen polaco, Krzysztof Kieslowski.

Si no estoy equivocado alguno de sus discos fue grabado en el interior de estas minas de sal que disponen de una gran acústica. A ver si os gusta


Este tango cargado de sensualidad espero que sea de el agrado de Anjanuca.

29/8/09

EL PRADO DE LAS ESTRELLAS


Cuando vi esta bicicleta en tan lamentable estado, me vino a la memoria otra mejor conservada, que es la protagonista de la película de Mario Camus " El prado de las estrellas"
Está mal decirlo pero salgo de extra, con frase y todo.

27/8/09

VALLE DE VALDELUCIO ( II )


Son los ancianos quienes de algún modo siguen dando vida a estos pueblos.
Personas entrañables, con más de ochenta años, la piel llena de surcos, las manos encallecidas. Sus ojos recobran vida y echan chispas de alegría agradeciendo la visita. Son acogedores y te ofrecen lo mejor de ellos a cambio de prestar un minimo de atención cuando te relatan su vida y te hablan de otros tiempos, de trabajar duro, de dificultades y que a pesar de los años quieren seguir siendo útiles.


Más viejos que estos pueblos son estos caracoles marinos que hace millones de años tuvieron vida cuando estas tierras estaban cubiertas por el mar.



A medida que fueron descendiendo las aguas vieron pasar gentes de toda índole y condición. Presenciaron invasiones,batallas, vivieron la resistencia heroica de un pueblo en Peña Maya y vieron a locos montados a caballo pelear con las aspas de los molinos.


Los tiempos parece que no han cambiado y de nuevo hoy se ven Quijotes, peleando con gigantes, conocidos como energías renovables.

24/8/09

VALLE DE VALDELUCIO ( I )

Este enclave castellano en el noroeste de Burgos, se expande entre las cuencas del río Ebro y el río Pisuerga y es el río Lucio,(afluente del Pisuerga) el que da el nombre a todo el valle.
Un municipio dividido en diez pequeños pueblos, algunos ya completamente abandonados, que a mediados del siglo pasado contaba con una población de más de 1500 habitantes y que hoy apenas llegan a 350.





Parece que el tiempo se ha detenido en estos pueblos de Castilla. En la sobria y vieja iglesia ya solo se celebra el culto una vez al mes por la falta de fieles y de vocaciones, en una tierra que antaño llenaba seminarios y conventos.


Todo parece muerto, desvanes en ruinas, casas abandonadas, ventanas desvencijadas, abrevaderos sin ganado, parques sin algarabía ni risas de los niños, silencio... todo es silencio.











Silencio en los montes, roto por el graznido de los pajaros, silencio en sus callejuelas ,roto por el ladrido de un perro viejo, que busca la sombra para guardarse de un sol de justicia, silencio....
....Y sin embargo, todo está vivo y lleno de rincones secretos, que solo son vistos por los ojos de quien está interesado en descubrirlos.
Ante nosotros se abre un abanico de colores, campos amarillos del trigo recién segado, verdes cultivos de patatas antes de cosechar, girasoles, brezos....y olores. Huelen los enebros, la lavanda, el romero y el té.










Esta planta es una variedad de té, muy aromática, que crece en lo más escarpado de las rocas.
Se corta con cuidado (para no dañar sus raíces y pueda brotar de nuevo) y al hacerlo deja impregnadas las manos de un olor muy agradable. Se toma en infusiones, tiene muy buen sabor y propiedades diuréticas y digestivas.

21/8/09

MARMITA MARINERA

Es este plato uno de los más populares de la cocina tradicional marinera.
Para su elaboración, los ingredientes principales son: el bonito del norte y la patata.

Aprovechando una visita a Santoña, compré un bonito, con él, hicimos ayer la marmita que aquí os enseñamos. La cocinera fue Milagros, yo pelé las patatas y di el visto bueno.
Lo primero que se hace es despojar al bonito de pieles y espinas, troceándolo después en tacos, tal y como se ve en la foto de arriba.

Dependiendo del numero de comensales se pelan las patatas que se consideren necesarias, metiéndolas en agua para que no se oscurezcan, hasta que llegue el momento de echarlas en la cazuela, cuando la verdura ya esté pochada.

La verdura pochándose. Cebolla, un diente de ajo, pimiento rojo y pimiento verde, un tomate y zanahoria, todo ello acompañado de un buen chorro de aceite de oliva.

Una vez pochada la verdura, se añaden las patatas triscadas,(no cortadas) para que suelten bien la fécula, añadiéndose una cucharadita de pimentón dulce. Se rehoga todo bien para que se mezclen todos los ingredientes.

Se cubren de agua, se añade la sal y se ponen a cocer.

Cuando la patata ya esté casi hecha se añade el bonito, dejándose cocer todo unos cinco minutos más.

El toque personal de la cocinera es añadir al final uno o dos huevos cocidos, que le dan un poco más de cuerpo y espesor al plato.

Se sirve calentito y... a comer. Si se acompaña de un buen vino mejor.

19/8/09

SUBIDA AL PICO COLINA

El pasado domingo subimos al Pico Colina, desde La Gandara de Soba, enclave que se encuentra dentro del Parque Natural de Los Collados de Asón. El día por la costa se presentaba nublado, lo que nos dio la oportunidad de ver desde los 1460 metros de altitud los mares de nubes que os enseño en las fotos.
No se puede explicar bien la belleza de estos parajes, mejor que las fotos es proponerse una excursión por este todavía no muy explotado rincón de Cantabria. Cualquier época del año es buena, y en el Centro de Interpretación del Parque Natural tenéis toda la información de las actividades de uso publico, como rutas guiadas o avistamientos de aves, acompañados por los guias del Parque Natural.






















15/8/09

PASEN Y VEAN

Hay espectáculos por los que no hay que pagar entrada y la representacion se hace en el mejor y más grande de los escenarios. Es apto para todos los publico, no hacen falta decorados, ni telón, ni apuntador y la música la pone el mar.
El publico se puede sentar en palco o en patio de butacas. Permiten la entrada con cervecitas frescas, tortilla de patatas, queso, jamón, pastas de té y si el aire acondicionado está muy fuerte para los que vienen de tierras más cálidas, pues se pone una chaqueta por encima de los hombros y....a disfrutar del espectáculo.
Pasen y vean.










14/8/09

La Braña los Tejos

Si en las entradas anteriores os enseñé pintura y cerámica, hoy quiero que veáis las obras de arte que nos regala la madre naturaleza.

Acompañado de un grupo de buenos amigos y desde el bonito pueblo lebaniego de San Pedro de Bedoya, subí a la braña de los tejos a poco más de 1400 metros de altitud.
Para los amantes del senderísmo de dentro y fuera de Cantabria es esta una de las rutas más difundida, que también se puede realizar desde Lebeña o desde Cicera.

El día fue claro y despejado y a medida que íbamos subiendo ya podíamos disfrutar de maravillosas vistas de Los Picos de Europa.

Pasamos por hayedos en un estado perfecto de conservacion, cargados de luz y una magia especial, donde imaginabamos que se nos pudieran aparecer duendes, anjanas y demás seres de la mitología cántabra.




Indicador que señala el Camino hasta Lebeña y Santo Toribio de Liebana y más vistas de Los Picos y pastizales para el ganado, pues en el trayecto se pueden ver manadas de vacas y caballos.





Por fin la braña y el que sin duda es el más anciano del lugar....

.....este tejo, puede tener mil años, no puedo resistir fundirme en un abrazo con el, siempre que subo a la braña.

¿No son verdaderas obras de arte estos tejos?.

El tejo fue un árbol sagrado para los celtas y en especial para los cántabros, que lo llevaban siempre consigo y preferían envenenarse antes que verse sometidos.



En esta campa y a la sombra de los tejos dimos buena cuenta del avituallamiento que llevamos y os aseguro que la tortilla, el queso, el jamón, y el vino se disfrutan doblemente en este lugar paradisiaco.

Los años han horadado el tronco de este tejo y a través de el agujero hice estas fotos.

Los numerosos retoños de tejos, parecen asegurar la continuidad de esta braña y que las generaciones venideras la puedan seguir visitando en tan buen estado.